AP
18 de junio de 2017 / 06:40 a.m.

YOKOSUKA.- La Marina estadounidense puso fin a las labores de búsqueda de siete marineros desaparecidos después de que un destructor chocara con un mercante en aguas cerca de Japón, según indicó el domingo el comandante de la 7ma flota de Estados Unidos.

En la operación se encontraron varios cuerpos, indicó el vicealmirante Joseph Aucoin a la prensa en una base de la Marina en Yokosuka, Japón. No aclaró cuántos se habían encontrado, indicando que primero se informaría a las familias.

El USS Fitzgerald sufrió daños considerables el sábado tras una colisión con un carguero de bandera filipina en torno a las 2:20 de la madrugada. Aucoin rindió homenaje a los esfuerzos de la tripulación por salvar el barco y señaló que habían impedido que se hundiera.

Los cuerpos se encontraron el domingo en compartimentos inundados del buque después de que regresara a la base en Yokosuka con ayuda de remolcadores.

En el momento de la colisión había 116 tripulantes en dos salas de litera, la mayoría probablemente descansando. El capitán, que resultó herido en la cabeza y fue evacuado a la costa por aire, también estaba en su camarote descansando, indicó el vicealmirante, añadiendo que había tenido suerte de sobrevivir. La Marina había indicado antes que el barco tenía unos 300 tripulantes.

Además de los camarotes, el choque causó daños en una sala de máquinas y la sala de radio, que empezaron a hacer aguas después de que el carguero impactara contra el destructor por estribor. El choque dejó un gran agujero por debajo de la línea de flotación, indicó Aucoin.

Los fallecidos podrían haber muerto debido al impacto del choque o ahogados por el agua que entró en el buque, explicó el teniente Paul Newell, portavoz de la Marina y que guio a periodistas en una primera visita al navío siniestrado.


dezr