22 de agosto de 2014 / 01:04 p.m.

Washington.- Mediante un correo electrónico, miembros del Estado Islámico alertaron a los padres del corresponsal James Foley sobre su ejecución, una semana antes de que los yihadistas publicaran el video donde se observa la decapitación del joven periodista, secuestrado desde noviembre del 2012.

 

De acuerdo con El País, el contenido del e-mail fue publicado por el portal GlobalPost con el que Foley colaboraba, a petición de los propios padres del ejecutado, quienes aseguran no haber tenido oportunidad para negociar el rescate de su hijo, pues recibieron la advertencia el día 12 de agosto y el video del asesinato fue publicado apenas una semana después.

 

Los yihadistas hicieron una única demanda por un rescate de 100 millones de euros o la liberación de prisioneros no identificados detenidos por Estados Unidos, de acuerdo con información publicada por El País, recogida del GlobalPost.

 

La familia Foley "no recibió muchas opciones de negociar la liberación de Jim". "Después de más de un año sin contacto, los Foley recibieron el primer mensaje de los captores de Jim el 26 de noviembre del 2013, pidiendo dinero, pronto", cita el GlobalPost.

 

La familia del periodista no volvió a tener noticias de su hijo hasta el correo con las amenazas del 12 de agosto. La familia envió el mensaje al Gobierno de Estados Unidos, tras lo que el FBI ayudó a elaborar una respuesta, solicitando piedad, según el presidente ejecutivo de GlobalPost, Phil Balboni.

 

COMO VENGANZA

 

El correo fue titulado ‘Un mensaje al Gobierno estadounidense y sus ciudadanos borregos’, señala: "Ustedes recibieron oportunidades para negociar la liberación de su gente mediante transacciones en efectivo, que otros gobiernos han aceptado". El grupo 'yihadista' agrega que también ofreció un cambio de prisioneros por "musulmanes actualmente bajo detención".

 

Y agrega: "ustedes bombardean nuevamente a los musulmanes en Irak, esta vez recurriendo a ataques aéreos y 'Ejércitos sustitutos', mientras se mantienen cobardemente lejos de un enfrentamiento cara a cara".

 

Afirmando que Estados Unidos no perdona a mujeres, niños ni ancianos, el grupo agregó: "¡Nosotros no perdonaremos a los suyos!". El correo electrónico termina con una declaración de que Foley "¡Será ejecutado como resultado directo de sus faltas contra nosotros!".

 

 

FOTO: Reuters

TELEDIARIO DIGITAL