NOTIMEX
8 de junio de 2017 / 10:56 p.m.

NUEVA YORK.- El testimonio ofrecido hoy por el exdirector de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), James Comey, al Senado de Estados Unidos, debe dar pie a una investigación directa sobre el presidente Donald Trump, consideraron grupos civiles.

En un comunicado, la codirectora en Estados Unidos del organismo Human Rights Watch (HRW), Maria McFarland Sánchez-Moreno, expresó que el testimonio de Comey reveló "descarados esfuerzos" de Trump para presionarlo a abandonar investigaciones.

El testimonio de Comey "pinta el retrato de un presidente que asume que el Estado de derecho puede torcerse a su voluntad y que no se avergüenza de intentarlo", aseveró la directora.

MacFarland expresó que el testimonio también genera dudas sobre el papel desempeñado por el procurador general, Jeff Sessions, en el despido de Comey.

"Es de vital importancia para el Senado poner el partidismo a un lado y examinar de cerca no sólo si el presidente violó la ley, pero qué se debe hacer para proteger la integridad y la independencia del FBI", asentó MacFarland.

Por su parte, el director ejecutivo de la Unión Estadunidense para las Libertades Civiles (ACLU), Anthony Romero, consideró que el testimonio de Comey dio a "los senadores mucho que investigar".

Romero manifestó que la declaración de Comey, que apuntó a que Trump había subrayado su buen trato al exdirector del FBI y que él esperaba reciprocidad, podría constituir obstrucción de la justicia.

"Tratar de establecer un arreglo de 'quid pro quo' con el director del FBI ciertamente establecería una intención de obstruir la justicia", opinó Romero.

El directivo precisó que el testimonio dejó en claro que ésto es sólo el inicio de un proceso largo hacia la rendición de cuentas y la transparencia.

"Ahora el Comité de Inteligencia del Senado debería comenzar a programar los próximos testigos", aseguró Romero.


dat