10 de agosto de 2014 / 09:04 p.m.

Tokio.- Un debilitado tifón azotó Japón el domingo temprano mientras el país se prepara para una semana de festividades, causando que las autoridades ordenaran la evacuación de medio millón de personas que viven cerca de ríos crecidos y la cancelación de cientos de vuelos.

La tormenta tropical Halong también afectó el tráfico por tierra y dejó al menos a seis personas lesionadas en un momento en que Japón inicia su semana de la festividad budista anual Obon.

La tormenta desaceleró al tocar tierra sobre la isla Shikoku y parece que se dirigirá al Mar de Japón durante el domingo. Se ha pronosticado que pierda aún más fuerza en las próximas 12 horas.

La Agencia Meteorológica de Japón emitió el sábado una alerta de fuertes lluvias en la prefectura de Mie en el centro del país, lo que generó que dos pueblos ordenaran a cerca de 500.000 residente a evacuar ante el temor de una inundación por ríos crecidos.

Fuertes vientos lesionaron a seis personas, una de ellas de gravedad, en la prefectura de Miyazaki en el sur de Japón. Una mujer de más de setenta años se quebró un tobillo cuando una cabina de retrete portátil le cayó encima mientras ella caminaba.

Más de 400 vuelos fueron cancelados debido a la tormenta, dejando varados a miles de viajeros para el feriado en aeropuertos en todo el país.

Se esperaba que la tormenta, que trae consigo vientos de hasta 100 kilómetros (60 millas) por hora, arrojara 70 centímetros (28 pulgadas) de lluvia en Shikoku, y de 50 a 60 centímetros (de 20 a 25 pulgadas) en el oeste y centro de Japón, dijo Satoshi Ebihara, funcionario de la agencia meteorológica, en una conferencia de prensa el sábado. Advirtió de deslaves e inundaciones en esas zonas.

FOTO: EspecialAP