NOTIMEX
20 de octubre de 2015 / 12:52 p.m.

Manila.- El poderoso tifón Koppu que azota desde el fin de semana el norte de Filipinas, se degradó hoy a tormenta tropical, tras dejar 30 muertos, al menos tres desaparecidos, más de cuatro mil casas destruidas y miles de afectados.

La Agencia Nacional Meteorológica de Filipinas (PAGASA) confirmó que Koppu, conocido en Filipinas como 'Lando', se ha debilitado en una tormenta tropical en su avance sobre la provincia de Ilocos Norte, con vientos de sólo 85 kilómetros por hora (kph).

En un comunicado, la Agencia precisó que hasta poco antes del mediodía, Koppu se ubicaba a 125 kilómetros al oeste de la ciudad Calayan y avanzaba hacia el noroeste a una velocidad de cuatro kph, con vientos máximos sostenidos de 85 kilómetros por hora (kph) y ráfagas de 100.

Pese a que los vientos huracanados de Kappu han perdido fuerza y que las lluvias comienzan a ceder, la alerta se mantendrá en ocho ciudades, al menos hasta mañana miércoles, aunque la tormenta dejará por completo el archipiélago filipino hasta el próximo domingo.

Como tifón, Koppu tocó tierra entre la noche del sábado y la madrugada del domingo pasado en la nororiental provincia de Aurora con lluvias intensas, vientos de 150 kilómetros por hora (kph) y rachas de hasta 185, que derribaron decenas de árboles y postes de energía eléctrica.

El Consejo Nacional de Gestión y Reducción de Riesgo de Desastres (NDRRMC) presentó este martes un reporte sobre el balance preliminar de los daños causados por Kappu hasta ahora, principalmente en las regiones de Ilocos y Luzón Central, las zonas más afectadas.

De acuerdo con el reporte, la cifra de víctimas fatales por el fenómeno natural era hasta la tarde de esta martes de un total de 30, la mayoría por ahogamiento, -al ser arrastrados por la corriente de las inundaciones- por caída de árboles y por deslizamientos de tierra.

Tres personas más siguen desaparecidas y otras 36 resultaron heridas por accidentes vinculados con las lluvias intensas y fuertes vientos que el tifón trajo consigo, según reporte de la edición electrónica del diario The Philippine Star, que dio cuanta del balance del NDRRMC.

También ha provocado la destrucción o daños irreparables a un total de cuatro mil 919 casas en las regiones de Ilocos, Cagayan, Luzón Central y Cordillera y la pérdida de zonas de cultivo por valor de más de cinco mil 300 millones de pesos filipinos (unos 114 millones de dólares).

Además, Koppu ha afectado a un total de 446 mil 322 personas, más de 99 mil familias, que han sido desplazadas a centros de evacuación o casas de familiares y amigos.