1 de marzo de 2015 / 12:29 a.m.

Tigres encontró la confianza y el marcador que necesitaba antes de viajar a Buenos Aires. El Auri pasó por encima de Pumas, logró explotar a la ofensiva y ganó en confianza.

Es cierto, los tres goles también se quedaron cortos en proporción a la cantidad de oportunidades frente al marco de Alfredo Saldivar. Sin embargo, las tres dianas sirven para recuperarse en el departamento de ofensiva, esto sin contar que uno de los refuerzos a la ofensiva ya logró sacudirse la malaria. Los de El Pedregal, por su parte, fueron enviados al fondo de la clasificación general.

Rafael Sobis se convirtió en la bujía de los felinos. Con un soberbio tanto y una asistencia, el ex Fluminense se encargó de darle forma al triunfo del conjunto de Ricardo Ferretti. Primero al 26' y, sobre el final del primer tiempo, con un servicio a Joffre Guerrón.

El brasileño abrió el marcador con un fiero disparo desde fuera del área. Aunque Saldivar se estiró cuan largo es, el lance sólo hizo más espectacular el tanto del camisa 9.

Pumas se autodestruyó en el mismo primer tiempo. José Carlos Van Rankin se fue expulsado con roja directa al 19' y, minutos más tarde, Darío Verón se fue del campo lesionado. Con las bajas, el conjunto de Guillermo Vázquez terminó por desdibujarse, abriendo la puerta que el rival termine de consumar la obra.

En el complemento, los felinos norteños continuaron con el acoso sobre el área enemiga, pero faltaba ese último toque que liquidara. La UNAM, por su parte, intentó con sus pocos medios recuperarse, pero sin éxito.

Sobre el final del encuentro, Jesús Dueñas, que había intentado buscar un gol con disparos de fuera, encontró su recompensa con un poético envío desde lejos, mismo que se incrustó en el ángulo superior izquierdo del arquero. 3-0 y a hacer las maletas para Buenos Aires.

GERARDO SUÁREZ