13 de febrero de 2015 / 01:02 a.m.

La envergadura del plantel que tiene Tigres no sólo lo pone a la altura de los mejores del continente, sino que le puede permitir en ilusionarse con pelear el título de la venidera Copa Libertadores.

Sixto Peralta no olvida a México, mucho menos a Monterrey. Por ello, sabedor que el Auri posee una nómina de respeto, ve a los de San Nicolás destacando en el certamen continental.

"Tigres está en el lote de los ocho o diez equipos que son los fuertes. Obvio, con el correr del torneo, se van dando otras circunstancias, pero ahí está Tigres para pelear.

"Creo que, mínimo, pueden ir a Cuartos de Final, o pelear para estar entre los cuatro primeros o llegar a una Final. Tienen potencial para estar peleando con los mejores del continente, no hay la menor duda", compartió el 'Mumo' vía telefónica, desde Argentina.

Cabe recordar que Peralta formó parte de los felinos cuando se disputaron las ediciones del 2005 y 2006. Y, aunque es consciente que los clubes mexicanos sufren con las distancias, reconoció que le gustaría ver a los felinos darle la importancia debida al certamen.

"Por el nivel de la Liga Mexicana, si los equipos le dan prioridad a la Copa, son potenciales finalistas o de llegar a instancias finales, pero tienes la contra de que geográficamente los viajes son muy largos y los clubes tienen que definir.

"Creo que sería lindo lo jueguen con todo porque le daría, por estos lados, otro auge a la Liga mexicana y si la ganara un equipo mexicano, sería un golpe grande y le serviría mucho a la Liga, pero eso creo no son decisiones de los técnicos, son decisiones dirigenciales del club, que deciden hacia donde girar los cañones", comentó.

¿'Tuca' debe darle prioridad a la Libertadores?

"De entrada tiene que darle prioridad a los dos torneos. Si logra empezar bien en los torneos, puede dosificar algunas cargas porque los dos torneos son muy importantes, pero no creo que sea una decisión únicamente del 'Tuca', seguramente será charlado. Pero uno como argentino, en esta parte del continente, parece imposible no darle prioridad a la Copa Libertadores porque uno nace mamando a la Copa Libertadores, pero allá es diferente".

¿Cómo ven en Argentina a Tigres?

"Acá en Argentina se habla a River como el gran candidato seguido de Tigres, que serían los dos que deberían calificar, pero en una Libertadores no se sabe qué puede pasar".

¿Qué recuerdas de aquella Libertadores con el 'Tuca'?

"Ese año fue un poco más difícil por las dos competiciones porque uno planifica ganar algunos partidos para 'tener aire', pero ahí estuvimos hasta el final peleando por la clasificación, también en los últimos partidos peleando por ir a la Liguilla, pero recuerdo una vez, que jugamos contra Corinthians de visitantes y con Atlas a los tres días en Guadalajara y recuerdo que el Tuca tuvo que dividir al plantel. Ahí son muestras claras que uno da ventajas cuando pasan este tipo de cosas, que haya un partido con un viaje largo en tan pocos días. Perdimos ese partido en Brasil y empatamos en Guadalajara, pero eso es muestra de lo que puede pasar".

¿Hubo inconformidad por los sudamericanos por no ir a Brasil?

"Sí, estaba en Guadalajara y me hubiera gustado estar en Brasil, pero 'Tuca' era el técnico y todo el plantel lo respetábamos mucho. Siempre fue de hablar de frente, sincero y era el que decidía, pero uno quiere jugar todas las competencias y ese era un gran Corinthians y aquí lo enfrentamos con titulares y le ganamos. En este caso los equipos mexicanos tienen que decidir porque es muy difícil porque si la Liga no ayuda o te puedan postergar un partido que vos puedas llegar entero a todos lados, vas a tener que decidir de esa manera (uno u otro torneo)".

¿La inconformidad se vio reflejada en el grupo?

"No, no, porque es un tema personal. Teníamos claro eso. Tal vez algún jugador argentino le hubiera gustado ese partido, pero no es que hubiera inconformidad. La Liga Mexicana siempre fue importante para Tigres y los dos torneos eran fundamentales y la decisión fue del técnico y nosotros lo respetábamos, pero en esa ocasión no se podía y no era culpa ni del 'Tuca', ni del club, ni de los jugadores. Todos queríamos jugar, pero el calendario no lo permitía y había que tomar decisiones porque el equipo tenía que jugar en ambos lados y había que dividirlo para que juegue".

JESÚS BARRÓN / GERARDO SUÁREZ