5 de marzo de 2015 / 10:52 p.m.

Tigres vio cerca un triunfo histórico; sin embargo, una desatención a balón parado terminó por truncar el sueño de vencer a River Plate en el Monumental. Al final, el Auri tuvo que conformarse con un empate de 1-1 en Buenos Aires.

Joffre Guerrón anotó el único tanto de los felinos, justo cuando Tigres era más dominado y no había tenido una sola oportunidad frente al marco rival, esto también por la conservadora propuesta felina y el dominio del anfitrión. 

Los de Núñez lucieron nerviosos, pero lograron asentarse mejor en la pésima cancha del Monumental. Conforme avanzaron los minutos, lograron meter a Tigres en su campo. Incluso, los de la Banda perdonaron frente a Nahuel Guzmán. Carlos Sánchez pudo haber cambiado la historia, al volar su disparo frente al arquero felino, esto después de que Jorge Torres dejara el balón dentro del área.

El conjunto argentino fue ganando en confianza y siguió intentando con disparos de fuera, pero sin éxito. Fue cuando apareció Guerrón. Nahuel mandó un despeje largo que un defensor de River cabeceó mal justo hacia donde estaba el ecuatoriano.

Con su velocidad, Joffre se encarriló al marco, eludió al arquero Julio Chiarini y mandó guardar el esférico.

En el complemento, River buscó con mayor insistencia alcanzar a su rival, mientras siguió tirado en propio campo, dejando a Guerrón como único referente en el ataque. El ‘Millo’ daba más visos de acercarse el empate.

Fue el sobre el 72’ cuando la Banda encontró la merecida igualdad. Pisculichi cobró un corner desde la izquierda que Álvarez Balanta recentró con la cabeza. El balón le quedó a Sánchez, quien liquidó con una ‘tijera’. 1-1 y a sufrir.

Pese al tanto, Tigres tuvo para recobrar la ventaja apenas minutos después. Sobis ingresó al área y sirvió para Guerrón; sin embargo, Maidana cortó con la cabeza el disparo del ecuatoriano.

River intentó, pero constantemente se topó con un muro de hasta seis hombres de amarillo. Todavía el uruguayo Rodrigo Mora tuvo un disparo que se estrelló en el poste cuando el tiempo se extinguía.

Así, los universitarios consiguieron salir con vida del mítico Monumental. 

GERARDO SUÁREZ