4 de marzo de 2015 / 03:54 a.m.

 

Como parte de la jornada dos de la Copa Libertadores, Tigres disputará uno de los duelos más importantes de su historia. La escuadra regiomontana se medirá ante River Plate, una de las escuadras más importantes de Argentina y Sudamérica.

Con su visita a la cancha del Monumental, los felinos enfrentarán su primer duelo como visitantes en territorio sudamericano en tres años. Desde su primera participación en esta competencia (2005), los universitarios han sumado 10 partidos como visitantes ante las escuadras de la Conmebol, de los cuales no han podido ganar los últimos seis.

En su primera incursión en está competencia, tuvieron sus mejores números en condición de visitantes, al sumar dos triunfos, dos empates y un descalabro. Durante la fase de grupos los auriazules empataron 0-0 ante Alianza Lima (Perú), al igual que derrotaron 3-0 a Banfield (Argentina) y 5-2 al Caracas FC (Venezuela).

En los Octavos de Final chocaron ante Once Caldas de Colombia, con el cual empataron 1-1 en territorio cafetalero, para posteriormente eliminarlos en el Universitario. Su primera caída fue ante el Sao Paulo brasileño en los Cuartos de Final, 4-0 en la cancha del Morumbí, resultado al cual ya no pudieron darle la vuelta.

Tras esta caída, los felinos comenzaron su racha negativa, la cual se hizo patente en la edición del 2006. La escuadra universitaria cayó en sus visitas ante Universidad Católica (Chile) y Corinthians (Brasil) por 3-2 y 1-0 respectivamente, al igual que empataron 2-2 ante el Deportivo Cali (Colombia).

Su andar en la justa culminó en los Octavos de Final ante el Libertad de Paraguay, escuadra ante la cual empataron 0-0 en territorio guaraní. Los felinos empataron en el choque de Ida, por lo cual la serie se definió en penales, quedando fuera.

Después de seis años de ausencia, la escuadra universitaria retornó a la competencia para encarar la ronda de Repechaje ante el Unión Española de Chile. En territorio andino los felinos alargaron su mala racha en cancha ajena, al perder por 1-0, resultado que sentenció la serie tras empatar la vuelta en el Universitario.

RAFAEL RIVERA