15 de febrero de 2015 / 12:46 a.m.

Tigres insistió sin importar que se perdiera el orden por momentos. La búsqueda constante llegó a su fin gracias a una oportuna intervención de un mediocampista. Jesús Dueñas, en una de sus incorporaciones al frente, fue el punto de partida y final del gol con el que el Auri venció al Morelia.

El dorsal 29 tomó el balón en el mediocampo. Tras eludir a un rival, cedió a Rafael Sóbis, quien probó a portería. El balón salió rebotado hacia el interior del área, justo a donde se encontraba Jesús, quien aprovechó para batir a Luis Felipe Rodríguez con un disparo cruzado.

Corría el 63' cuando los de San Nicolás pusieron fin a una afanosa búsqueda que incluyó pasar sustos de muerte en portería propia. Porque el Morelia, sí, el colero general, no se entregó con facilidad.

Para que los felinos pudieran tumbar a La Monarquía hubo que insistir hasta con terquedad. Así fuera con jugadas elaboradas, disparos de fuera o simplemente el puro empuje aprovechando el repliego del visitante, los universitarios lograron sacar provecho a esos momentos de agobio para abrir el marcador.

Pero antes, el sufrimiento. Mauro Cejas y Jorge Zárate hicieron sufrir a los más de 41 presentes en El Volcán con sus respectivas oportunidades, una más clara que la otra. Primero, Guzmán le sacó un disparo al argentino naturalizado; posteriormente, el volante michoacano falló increíblemente a tres metros del marco, volando su intento con el arquero vencido, todo esto en el primer tiempo.

En el complemento, Morelia fue menos porque intentó buscar cazar por medio de contragolpes. Tigres se creció, agobió al rival y logró el cometido de anidar el esférico.

Enrique Esqueda –novedad en el once inicial–, por su parte, no sólo pasó inadvertido en el ataque, sino que se fue expulsado por intentar agredir a un rival por medio de una patada. El rival intentó crecerse intentando sacar provecho a la superioridad numérica, pero sin provocar sustos como en el primer tiempo.

De esta forma, los felinos lograron el cometido de ligar dos victorias antes de presentarse oficialmente en la Copa Libertadores.

GERARDO SUÁREZ