3 de noviembre de 2014 / 02:53 p.m.

Rusia.- Rusia retiró el monumento en homenaje a Steve Jobs por la homosexualidad de Tim Cook.

En enero de 2013, se levantó en San Petersburgo un monumento en homenaje a Steve Jobs. Un iPhone gigante de 1.80 metros de altura en cuya pantalla se iban mostrando fotografías del antiguo CEO de Apple. 

Este homenaje vino tras una iniciativa de la fundación llamada "The Progress", que situaría un monumento a Jobs en la Facultad de Tecnologías de la Información de la Universidad Nacional de San Petersburgo.

Hoy, en noviembre de 2014, menos de dos años después de su inauguración ha sido retirada por, quizás, el peor motivo posible;  hace unos días, Tim Cook habló en público de su homosexualidad y de lo orgulloso que se siente de ser gay, según una publicación de Reuters.

Esto ha provocado que el iPhone gigante en homenaje a Jobs haya sido retirado, ya que en Rusia existe una ley contra la "propaganda homosexual", y alguien, por algún motivo, ha debido entender que este homenaje a Jobs lo era, tras las declaraciones de Cook hace unos días.

Rusia no es un buen país para la homosexualidad.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, y su gobierno aprobaron la ley contra la "propaganda homosexual", así como la adopción de niños rusos por homosexuales extranjeros.

En Rusia está permitido retirar la patria potestad a padres homosexuales y se les pretende impedir la donación de sangre.

Según un estudio internacional reciente, Rusia es uno de los países con una peor tasa de aceptación de la homosexualidad en la sociedad y uno de los "líderes" fuera de África en este ranking. El 74 % de los rusos cree que la homosexualidad no debe ser aceptada en la sociedad. Toda Europa occidental junto a países como Canadá, Argentina y Australia son los que tienen un mayor porcentaje de aceptación de la homosexualidad.

 

FOTO: Reuters

TELEDIARIO DIGITAL