FRANCISCO GARCÍA DAVISH
28 de abril de 2013 / 03:16 p.m.

Morelia • Ante el temor de incursión policial en la Escuela Normal Rural Vasco de Quiroga, en Tiripetío, los estudiantes devolvieron los 15 vehículos de empresas particulares que tenían retenidos.

Sin embargo, la medida no influyó para que alumnos de otras normales abandonaran las manifestaciones y los bloqueos a vialidades y centros comerciales de la capital michoacana.

Los estudiantes señalaron que (devolver los camiones) era un acto de "buena fe" con el gobierno estatal, para iniciar el diálogo a que de manera reiterada el Ejecutivo estatal estuvo convocando a lo largo de seis días de manifestaciones.

Por medio de sus voceros, anunciaron que al filo del mediodía entregarían la totalidad de autobuses de pasajeros y camionetas de reparto de mercancías que tenían en su poder.

Pero fue alrededor de las 17:00 horas cuando cumplieron su promesa, y los vehículos abandonaron de manera intermitente la escuela luego de seis días retenidos y usados como barricadas.

Mientras tanto, una columna humana conformada por normalistas se apostó en las inmediaciones de uno de los centros comerciales de mayor afluencia al sur de Morelia y sobre vialidades aledañas.

De inmediato la Secretaría de Seguridad Pública aplicó un operativo para disuadir a los rijosos que impedían el paso a clientes, empleados y automovilistas. Al lugar arribó una veintena de unidades del Grupo de Operaciones Especiales.

Posteriormente los mandos policiacos se entrevistaron con los líderes estudiantiles para advertirles que serían desalojados en caso de no deponer su actitud y retirarse del lugar.

Después del ultimátum, pasaron 20 minutos y los jóvenes se reagruparon para partir en un contingente hacía el centro histórico de la ciudad, donde protestaron sin altercados.

Tienen pruebas

El gobernador interino, Jesús Reyna García, afirmó que las autoridades estatales tienen pruebas para identificar a los presuntos responsables del saqueo a siete vehículos repartidores de diferentes empresas, por lo que serán sancionados.

El viernes pasado, normalistas secuestraron las unidades luego de manifestarse afuera de Palacio de Gobierno, y regalaron la mercancía entre los ciudadanos que caminaban por el lugar.

Además, condicionaron su liberación a la entrega de un pliego petitorio y la realización de una reunión con el gobernador interino.

Ante los hechos, Reyna enfatizó que todos los que transgredan el "orden social serán sancionados" y que hay imágenes para ejercer acción legal contra los autores de los hechos.

Destacó que los cuerpos de seguridad no intervinieron para evitar una confrontación con los estudiantes: "No podemos poner un remedio que pueda complicarnos aún más con una situación en perjuicio de la sociedad, tenemos que cuidar ante todo el bienestar de la ciudadanía".