Notimex
15 de marzo de 2014 / 04:57 p.m.

Moscú.- Al menos dos personas murieron y una tercera, identificado como un policía, resultó herida en un tiroteo en el centro de Jarkov, informó hoy la fiscalía de esa ciudad en el este de Ucrania, de mayoría rusoparlante.

"Se trata de una provocación muy bien planeada", declaró a la agencia Interfax el jefe de la administración regional de Jarkov, Igor Baluta.

El tiroteo se produjo después de que un vehículo de transporte, que era buscado por la policía, irrumpiera en una plazas donde se celebraba un mitin prorruso y sus ocupantes lanzaran petardos contra los manifestantes.

Los ultranacionalistas ucranianos, que fueron los activistas más tenaces para obligar la expulsión del primer ministro Viktor Yanucovich del poder en las manifestaciones en Kiev en mes pasado, repelieron el ataque a tiros, tras lo cual el edificio fue cercado por la policía.

Después de varias horas de negociaciones los militantes de Sector de Derechas, acusado por autoridades prorrusas de organización neonazi, depusieron su armas y se entregaron a la policía.

El ministro del Interior en funciones de Ucrania, Arsen Avakov, afirmó que esta mañana la situación en la ciudad, la segunda en importancia del país, “se ha distendido”.

"En el lugar de los hechos están trabajando agentes de la policía científica. Han sido detenidas una treintena de personas de ambos bandos del conflicto”, escribió Avakov en su cuenta de Facebook.

Precisó que entre las víctimas se encuentra un policía herido de gravedad, y agregó que se han incautado armas de fuego a los dos bandos.

Al comentar el nuevo brote de violencia en Ucrania, el comisionado de Derechos Humanos de la cancillería rusa, Konstantin Dolgov, resaltó que “la detención de radicales neonazis en Jarkov debe ser el comienzo de una campaña para neutralizar y castigar a los extremistas”.

“Nadie ha anulado los compromisos internacionales de Ucrania en materia de lucha contra el racismo, la discriminación racial y la xenofobia, que se deben cumplir”, insistió el diplomático ruso en su cuenta de Twitter.

Moscú advirtió la víspera de que se reserva el derecho de proteger a los rusos en Ucrania ante el descontrol de la situación en el país vecino.

Estas declaraciones se produjeron después de que al menos una persona muriera y otras 26 resultaran heridas en choques entre activistas prorrusos y radicales que se registraron el jueves en Donetsk, otra gran ciudad del este de Ucrania con población rusa.

El incidente reciente se registra a un día de que inicie un referéndum separatista en Crimea, la república autónoma de Ucrania, de mayoría rusa, ubicada en el mar Negro, una zona estratégica para Moscú.

En la consulta, los crimeos deberán responder a dos preguntas. Primero, si "apoya la anexión de Crimea a la Federación de Rusia en calidad de sujeto federal". Y segundo, si "apoya el restablecimiento de la Constitución de Crimea de 1992".

El gobierno crimeo está "convencido de que Rusia aceptará la oferta de Crimea para convertirse en un miembro de la Federación Rusa, luego que el Consejo Supremo (parlamento) aprobó un proyecto para unir a la península a Rusia.