10 de febrero de 2015 / 01:43 p.m.

Edwin Cardona llegó con cartel de estrella. Y, de manera paradójica, esta etiqueta se ha convertido de una pesada cruz. El dorsal 10 lo sabe, pero también no siente que sea el único responsable del mal paso rayado.

El volante colombiano trata de hacerle frente a las duras críticas a las que ha sido objeto. Incluso, descarta que el problema de su físico o aparente baja de juego lo vayan a tumbar.

"El comienzo ha sido bastante difícil por los resultados porque la verdad no esperábamos encontrarnos con estos resultados adversos, pero hay que darle para adelante, echar la cabeza hacia el frente y dejar en todo en manos de Dios", mencionó Cardona, en una entrevista que reproduce el diario El Colombiano.

¿Qué le puede decir a la gente que tanto lo critica por su peso?

"Respeto opiniones, respeto las críticas. Eso hace a uno esforzarse más y no me mato la cabeza en eso, sino en otras cosas, en mejorar, en trabajar y salir cada día más adelante y son cosas que me pueden servir mucho en mi vida, en mi carrera. Lo único que tengo es trabajar y responder el trabajo. Lo único es que los profes y directivos estén contentos con mi trabajo, estoy tranquilo en ese sentido".

¿Su estado físico obedece a qué? ¿A la falta de ejercicio o una condición natural de su cuerpo?

"La verdad no tengo respuesta a eso porque trabajamos duro, al máximo. Por partido recorro nueve kilómetros, entonces físicamente estoy bien. Estoy entrenando al máximo para el beneficio del equipo y, la verdad, me siento muy tranquilo como estoy ahora, con mi cuerpo y cómo trabajo. Lo hago con el mejor esfuerzo y nunca lo hago mínimo. El peso y eso siempre está de la mejor manera. Si no, no hubiera pasado los exámenes médicos y no hubiera jugado el primer partido. Estoy bien, lo único que queda es trabajar".

La mala campaña que ha tenido el Monterrey en este arranque de torneo también ha traído versiones sobre un vestidor divido. De hecho, ha trascendido que el dorsal 10 sostuvo una discusión con Eduardo Zavala tras el empate con el Veracruz en el 'Tec'.

"Nos ha tocado duro como extranjeros porque nos exigen respuestas, ganar y no lo estamos haciendo, pero creo que estamos entregando todo al máximo para sacar esto adelante y dejar todo en manos de Dios y sacar la cabeza adelante, seguir trabajando duro. El comienzo ha sido bastante difícil y creo que todo jugador lo ha tenido. No esperábamos tenerlo así, dejarlo en manos de Dios y hacer todo lo posible para estar en los primeros lugar. Darle duro, como se dice".

Se menciona que usted increpó al jugador Jesús Zavala, ¿qué tiene que decir al respecto?

"En ningún momento. Cuando salí de la cancha, me felicitó el cuerpo técnico, me felicitó Pablo (Barrera) y Jona (Orozco) que había salido por lesión. Ambos habían sido sustituidos como salí yo, por el esfuerzo y la entrega que habíamos dado en el terreno de juego. Por ningún motivo, momento tuve una discusión con Zavala. Fue uno de los jugadores que más me recibió acá, entonces no tengo discusión, pelea contra él y no sé por qué lo dicen. Sé que no estamos pasando por un buen momento en el equipo, pero no es para digan eso".

¿Qué fue lo que pasó?

En ningún momento insulté. No he tenido discusiones con él, él no me gritó. Salimos todos muy molestos del partido, pero fue porque se nos fueron los tres puntos. Eso es lo que me da rabia porque no hemos discutimos nada. Todos salimos bravos, pero fue por el resultado, no porque haya discutido con mi compañero Zavala".

¿Si todo lo que ha pasado en México le preocupa que le afecte para la Selección?

"Para mi carrera no pienso tanto en eso. Lo que me da duro es que digan cosas que no deben de ser. En ningún momento he peleado con nadie o he hecho cosas que me arrepienta, pero, a veces, la gente dice cosas que no deben y eso es lo que me da rabia. Lo único que hago es trabajar y trabajar para mis hijos.

"Doy gracias a Dios porque me da salud y vida para poder trabajar. Trabajo para mi equipo, mis amigos, compañeros de trabajo y hago todo para estar con ellos de la mejor manera. Lo que me da rabia es que digan lo que dicen porque son mentiras. No he peleado con nadie y nunca he salido malamente de un club. Sólo trabajo para mi equipo y mi familia".

"Nada, son mentiras. El profe Pekerman sabrá y hará también el rol en que uno está el futbolista. Lo único que se tiene que hacer es preguntarle al jugador, saber la verdadera persona del jugador y el tiempo que estado con él y compartí en Colombia, no he tenido problemas con nadie. Estuve con una lesión y, obviamente, es duro lo que pasamos en el equipo. Sé que es un poco difícil que me miren porque, la verdad, estamos teniendo malos resultados. Sólo queda trabajar y pedir disculpas si, de pronto, están pensando en cosas que no son porque no he peleado con nadie, no me he peleado con un compañero acá. Soy muy callado, muy aislado, me dicen que por qué no me asocio tanto, soy un tanto tímido a veces entonces pedirle disculpas si en un momento lo hice. Sé que son especulaciones, mentiras y lo puedo sostener ante cualquier persona que en ningún momento he peleado con él y se lo pueden preguntar a él, al mismo jugador, a Zavala, a cualquier compañero del equipo. Tengo la mente tranquila y por eso me gusta aclarar las situaciones que pasan. Sé que estoy lejos y me gustaría estar allá en Colombia para defenderme porque me parece de mal gusto que los mismos jugadores colombianos y periodistas nos tiren a nosotros. Al contrario, deberían subirnos un poco más porque estamos dejando al país en alto. Deberíamos apoyarnos todo", manifestó.

GERARDO SUÁREZ