17 de marzo de 2014 / 06:55 p.m.

PARÍS.- El gobierno de París retiró el lunes de circulación a casi la mitad de los automóviles y camiones para reducir el esmog tóxico que envuelve a la Ciudad Luz desde hace más de una semana, una medida drástica para combatir su peor contaminación atmosférica en años.

Los vehículos con placas terminadas en par no pudieron manejar en París y sus suburbios. Alrededor de 700 agentes vigilaron desde 179 puntos de control en toda la región, multando a los infractores de la medida de un día. Los taxis y vehículos comerciales estaban exentos de la medida.

Para el mediodía, la policía ya había infraccionado a unas cuatro mil personas y 27 vehículos fueron remolcados al negarse los conductores a cooperar con los agentes. La restricción se levantará el martes.

Francia ha tenido un tiempo excepcionalmente cálido y seco este mes, además de poco viento, el cual ha atrapado la contaminación vehicular y humo de la actividad agrícola de la temporada. Un número inusualmente alto de vehículos que funcionan con diésel también está contribuyendo al esmog.

El ministro de Medioambiente Philippe Martin dijo que menos tránsito y una mejoría en el tiempo estaban teniendo un impacto beneficioso en la contaminación el lunes y que la restricción vehicular se levantará el martes.

Es la primera vez desde 1997 que se aplica la medida.

Todo el transporte público fue gratuito durante cuatro días seguidos para ayudar a lidiar con la contaminación, pero esto también terminará el martes.

Los esfuerzos de París siguen a los de otras ciudades.

Atenas tiene una alternativa similar desde hace años que ha reducido la contaminación y el tráfico. En Brasil, la ciudad de Sao Paulo usa un sistema de placas vehiculares que impide usar el vehículo un día a la semana en horas pico.

Berlín tiene normas estrictas sobre el tipo de coches que entran a la ciudad, mientras Londres cobra un "cargo por congestión" a los conductores que entran al centro de la ciudad.

AP