Isabel Zamudio 
9 de julio de 2013 / 07:51 p.m.

 

Veracruz • Toma de oficinas de consejos municipales y distritales del Instituto Electoral Veracruzano, protestas, marchas y hasta quema de paquetes electorales se han registrados este martes al iniciar el cómputo oficial de los votos de las elecciones para renovar 212 alcaldías y 50 diputaciones locales en Veracruz.

En Maltrata un grupo de priistas tomaron las sede el IEV, en Ixhuatlán fueron quemados paquetes electorales al incendiar las instalaciones del Consejo Municipal en donde un grupo de personas irrumpió en la sesión, tomó la documentación que tenían los funcionarios electorales y representantes de partido y la quemaron.

En los municipios de Huiloapan e Ixhuatlancillo también hay manifestaciones de protestas por supuestas irregularidades en las actas y demandan la intervención de las autoridades estatales para poner orden.

En la madrugada en Chumatlán, donde fueron quemadas las urnas y paquetes electorales y es casi seguro que se repetirá la elección por este motivo, habitantes del lugar marcharon para exigir sea liberado Simón Espinoza Cortes, quien fue detenido el pasado domingo durante el conteo de votos cuando él mismo se encontraba observando.

La madre de éste, Simona Espinoza Cortes, asegura que su hijo fue detenido por órdenes del alcalde perredista Rutilio Espinoza Pérez cuyo hermano es el candidato a la alcaldía, Albertín Espinoza, quien iba perdiendo la contienda que presuntamente ganó el Movimiento Ciudadano.

Ante la falta de documentación, es casi un hecho se anule la elección de Chumatlán, aceptó la consejera presidenta del IEV, Carolina Viveros García.

En tanto en Carillo Puerto, militantes del PT, PAN, MC y Cardenista mantienen tomadas las instalaciones del IEV debido a que el órgano municipal se niega a reconocer el triunfo del candidato a la presidencia municipal por el Partido del Trabajo, Jorge Aguilera Morales.

Cerca de allí en Coscomatepec panistas y perredistas dañaron instalaciones del Consejo municipal, quemaron más de 7 mil boletas y destruyeron equipo de cómputo y posteriormente bloquearon las tomas de agua del pueblo, dejando sin el vital líquido a más de 5 mil familias.

En Cuichapa y Atoyac, militantes panistas exigirán con protestas la anulación de la elección municipal al considerarla un fraude.

Mientras que en Tierra Blanca, desde ayer, hombres armados llegaron a las oficinas del Consejo Municipal, por lo que las urnas y paquetería electoral serían trasladadas a la sede del IEV en Xalapa.

En San Juan Evangelista y Sayula de Alemán en la zona norte, también hay conflictos en la sesión de conteo de votos.