REUTERS
25 de enero de 2016 / 10:37 a.m.

Nueva York - Grandes ciudades de la costa este de Estados Unidos intentaban volver a la normalidad el lunes, luego que una poderosa tormenta dejó 60 centímetros de nieve en ciudades como Nueva York y Washington.

Los trabajadores se enfrentaban a la demora de trenes y autobuses y había congestión en áreas metropolitanas porque muchas calles seguían obstruidas por la nieve.

En Washington, la Oficina de Manejo del Personal dijo que las dependencias del gobierno federal estaban cerradas el lunes, mientras más al norte, la Bolsa de Nueva York funcionaba con normalidad.

Al menos 21 personas murieron por causas relacionadas con la tormenta, incluyendo accidentes aéreos y ataques cardíacos mientras retiraban nieve, con fallecimientos desde Arkansas a Nueva York.

El tráfico aéreo seguía muy complicado con unos mil 390 vuelos cancelados el lunes. Los aeropuertos de Newark Liberty, LaGuardia en Nueva York y Dulles en Washington eran los más complicados, según FlightAware.com.

La tormenta fue la segunda mayor de la que se tenga registro en la ciudad de Nueva York, con 68 centímetros (cm) de nieve en el Central Park el sábado a la medianoche, casi alcanzando el récord de 68,3 centímetros de 2006, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

El SMN dijo que cayeron 57 centímetros en Washington en el Zoológico Nacional y que el Aeropuerto Internacional de Baltimore-Washington alcanzó un récord de 74,2 centímetros. La mayor cantidad de nieve cayó en Glengarry en Virginia Occidental, con 106,7 centímetros.