27 de noviembre de 2014 / 10:19 p.m.

Frederiction.— La provincia de Nuevo Brunswick, en el atlántico canadiense, fue azotada por una tormenta de nieve que dejó a 40 mil personas sin energía eléctrica y provocó el cierre de escuelas y la cancelación del servicio de barcos y de varios vuelos.

Frederiction, la capital de Nuevo Brunswick, fue la más afectada con 21 mil casas y negocios sin servicio de energía eléctrica.

La tormenta de nieve, la primera de la temporada preinvernal, provocó el derribo de varios árboles, algunos de los cuales cayeron sobre los cables de electricidad.

El Departamento de Bomberos de la ciudad informó que atendió durante la madrugada de este jueves 33 emergencias por cables caídos, 15 por incendio eléctrico y tres por accidente de tránsito.

En algunas partes de esta provincia cayeron 25 centímetros de nieve, mientras que en otras llegó hasta 60 centímetros.

En la mayoría de las escuelas de la capital fueron suspendidas las clases, así como en las dos principales universidades de la provincia del este canadiense.

La tormenta también golpeó algunas zonas de las provincias cercanas, como Nueva Escocia y la Isla Príncipe Eduardo.

La oficina de Transporte recomendó a los automovilistas extremar precauciones debido a que el cúmulo de nieve dificulta el tránsito y en algunas zonas el asfalto está resbaladizo por la presencia de hielo.

La tormenta también provocó la cancelación del servicio de transportación de barcos de Wood Islands a Caribou y de Nueva Escocia a la Isla Príncipe Eduardo.

Asimismo, fueron cancelados los vuelos desde las principales ciudades de Nuevo Brunswick (Saint John, Fredericton y Moncton) hacia el aeropuerto internacional Halifax Stanfield.

Con temperaturas cercanas a los menos seis grados centígrados, los meteorólogos pronosticaron que seguirá nevando en las provincias del este de Canadá, con una acumulación de 25 centímetros de nieve en promedio.

FOTO Y TEXTO: NOTIMEX