4 de enero de 2013 / 03:31 p.m.

El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, dijo que no se esperan incrementos en el precio del huevo y la tortilla en el inicio del año.

El funcionario federal dijo que hasta ahora, según los monitoreos que efectúa el gobierno, los precios de los productos no han dado signos de inestabilidad e incluso arrojan mejores cifras que en el arranque del año pasado.

"“En la secretaría se monitorea el esquema de precios, podemos decir que las condiciones de arranque del año en el mercado del maíz no muestran signos de inestabilidad, por el contrario, el arranque del año nos está dando condiciones más favorables que el arranque del año pasado”", dijo al término de la toma de protesta al nuevo titular del Conacyt, Enrique Cabrero Mendoza.

Aseveró que a partir de dichas condiciones, se espera que el precio de la tortilla no tenga presiones en este inicio de año y, por tanto, tampoco sufra variaciones.

En el caso del precio del huevo, dijo que se espera que por cuestiones cíclicas se tenga una baja para febrero.

En agosto del año pasado, el precio del huevo alcanzó su nivel más alto e incluso el entonces secretario de Economía, Bruno Ferrari, manifestó su preocupación por el precio de este alimento, el cual llegó a costar 40 pesos por kilo en algunos autoservicios y tiendas del país.

El secretario dijo que de cualquier modo la dependencia realiza monitoreos de los precios para evitar que haya modificaciones serias durante la cuesta de enero.

En otro tema, celebró lo que se perfila como parte de la reforma energética y aseguró que modificaciones como esas permitirán tener acceso a combustibles y energéticos a un mejor precio.

Ejemplificó con el tema del gas seco, que conforma una ventaja competitiva para América del Norte.

“"Para los industriales es fundamental que se tenga acceso a energéticos de calidad. La posibilidad de acceso al gas seco es una reserva fundamental y una ventaja comparativa para América del Norte y de cumplirse lo que propone el Presidente Enrique Peña Nieto, va a ser una fuente competitiva”", explicó.

De acuerdo con cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) en el país 10.4 por ciento de la población padece de pobreza extrema.

Los más pobres se encuentran mayormente en las zonas rurales y de los municipios habitados por personas de origen indígena, 83 por ciento son clasificados como de alta o muy alta marginación.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Finazas del Gobierno del DF, en la Ciudad de México un millón de personas se encuentran en situación de pobreza y más de la mitad de esas personas carecen de servicios de salud.

Por lo menos 280 mil no disponen del servicio de agua entubada dentro de su vivienda y viven en condiciones de hacinamiento, en tanto que de ellos más de 250 mil carece de refrigerador y medio millón no dispone de lavadora.

Esto principalmente en las delegaciones Iztapalapa, Gustavo A. Madero, Tlalpan y Álvaro Obregón.

— MIRIAM CASTILLO