AP
9 de marzo de 2016 / 06:23 a.m.

Ginebra.- La transmisión sexual del virus del zika es más común de lo que se suponía, afirmó la Organización Mundial de la Salud el martes con fundamento en informes procedentes de varios países.

Después de una reunión de su comité de emergencia, la agencia de salud de las Naciones Unidas agregó que existen cada vez más pruebas de que un aumento en los nacimientos con defectos congénitos y problemas neurológicos es causado por el zika, que se propaga principalmente por la picadura de mosquitos.

Cuando la OMS declaró el mes pasado que el brote en el continente americano era una emergencia mundial, dijo que las evidencias de que el zika fuese responsable eran solo circunstanciales.

"Los informes e investigaciones en varios países indican firmemente que la transmisión sexual del virus es más común de lo que se creía", dijo la directora general de la OMS, Margaret Chan.

Estados Unidos investiga más de una docena de posibles casos de zika en personas que pueden haber sido infectadas por contacto sexual.

El doctor Bruce Aylward, que dirige la respuesta de la OMS contra el zika, dijo que los casos conocidos a la fecha de transmisión sexual del virus han sido de hombres a mujeres. Puso en duda que las relaciones sexuales tengan un papel importante en la propagación de la enfermedad.

"Sin duda el mosquito es el principal factor de transmisión", agregó.

Chan también dijo que nueve países han reportado un aumento en los casos del síndrome de Guillain-Barre, una rara dolencia que puede estar vinculada con el zika y causar parálisis temporal y muerte a personas de todas las edades.

Acotó que los problemas vinculados con el zika, entre ellos el síndrome de Guillain-Barré, no solo se están comprobando en mujeres en edad reproductiva, sino también en niños, adolescentes y adultos mayores.

El zika ha comenzado a propagarse a otros países que no lo tenían, señaló la OMS. Dijo que se han registrado casos de transmisión interna en 31 países en América Latina y el Caribe.

"Todas estas noticias son alarmantes", enfatizó.

Pese a la falta de pruebas definitivas de que el zika cause defectos de nacimiento y problemas neurológicos, Chan dijo que las autoridades no deben aguardar pruebas científicas definitivas para formular recomendaciones.

"La microcefalia es solo una de varias anormalidades congénitas documentadas y asociadas con la infección del zika durante el embarazo", afirmó, y agregó que puede causar problemas de desarrollo, lesiones en el sistema nervioso central y muerte fetal.

El comité de emergencia de la OMS pidió intensificar la investigación de la relación entre el grupo más reciente de bebés que han nacido con microcefalia y otros trastornos neurológicos. Agregó que se debe prestar atención particular al estudio de la genética de distintas cepas del virus zika para determinar si existe un vínculo causal.

La agencia destacó además la importancia de continuar estudiando si otros factores podrían ser responsables del marcado incremento en los casos de microcefalia y de problemas neurológicos, incluido si varias causas en conjunto podrían ser las responsables.

Aylward explicó que los científicos se han concentrado en enfermedades como la principal causa sospechosa, y subrayó que las pruebas parecen "en verdad convincentes de que se tiene un proceso infeccioso aquí".

Hasta ahora, los nacimientos de bebés con cabezas pequeñas y deformes vinculados con el zika solo se han confirmado en Brasil y la Polinesia francesa, aunque las autoridades prevén que haya informes procedentes de otros países una vez que el virus haya circulado lo suficiente como para afectar a las embarazadas. Colombia ha reportado varios casos posibles de microcefalia.

"Las mujeres embarazadas en los países afectados, o que viajen a esos países, están comprensiblemente muy preocupadas", señaló Chan.

La OMS recomienda que las embarazadas eviten viajar a zonas con brotes de zika y que, si sus parejas viajan a esas zonas, tengan relaciones sexuales protegidas y se abstengan durante el embarazo.