10 de marzo de 2014 / 06:42 p.m.

LOS ANGELES.- Para ser precisos en 2013 se efectuaron cerca de 10 mil 700 millones de viajes, la cantidad más alta desde 1956, de acuerdo con cifras proporcionadas por los sistemas de transporte a nivel nacional divulgadas el lunes por la Asociación de Transporte Público de Estados Unidos.

El uso del transporte colectivo se ha recuperado plenamente desde su caída causada por la Gran Recesión. Tras la restauración de los servicios tras sufrir recortes a causa de la economía, los números al parecer mantienen su tendencia ascendente.

"La gente está haciendo un cambio importante para tener diferentes opciones" más allá del auto en la manera de movilizarse, dijo Michael Melaniphy, presidente y director general de la asociación de transporte público. "Esta es una tendencia a largo plazo y no se trata de algo momentáneo".

La ampliación de las redes de tren y autobús ayudó a impulsar el crecimiento.

El uso del transporte con trenes ligeros de la Autoridad Metropolitana de Transporte del Condado de Los Angeles aumentó 6% con respecto a 2012, ya que la población empezó a usar más las líneas que fueron ampliadas. En general el Metro de Los Angeles sumó 9 millones de viajes para llegar a 478 millones en 2013, dijo la asociación. Entre otros sistemas de tránsito en California con niveles récord de uso destaca el servicio de tren suburbano que conecta a San Francisco con el Valle del Silicio.

Houston, que ha sido más famosa por su tamaño que por su oferta de transporte público, también aumentó bastante su número de viajes. Al igual que Seattle, Miami, Denver y San Diego. La enorme red de tránsito de la zona de Nueva York tuvo el mayor aumento, llegando a registrar uno de cada tres viajes realizados a nivel nacional.

Los activistas por el uso del transporte público señalan que la población valora cada vez más la posibilidad de moverse de un lado a otro sin tener que usar el auto. Señalan como evidencia el cambio urbano en el país y el movimiento para concentrar los nuevos proyectos de construcción cerca de puntos donde hay transporte público.

"La gente quiere vivir y trabajar cerca de vías de transporte", dijo Melaniphy. "Las empresas, las universidades y los conjuntos residenciales están cambiándose cerca de esos corredores".

AP