13 de mayo de 2015 / 10:17 p.m.

Filadelfia.- El tren de pasajeros de Amtrak que se descarriló en Filadelfia el martes, con un saldo de siete muertos, iba a 106 millas por hora (170,5 kph) antes de salirse de la vía en una pronunciada curva en la que el límite de velocidad es 50 mph, dijeron el miércoles investigadores federales.

El maquinista aplicó los frenos de emergencia momentos antes del accidente, pero eso apenas desaceleró el tren a 102 mph para cuando la caja negra de la locomotora dejó de grabar, dijo Robert Sumwalt, de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte. El límite de velocidad antes de la curva es de 80 mph, dijo.

Pese a presiones del Congreso y reguladores de seguridad, Amtrak no ha instalado a lo largo de esa sección de la vía el sistema Positive Train Control, una tecnología que usa GPS, radio y computadoras para prevenir que trenes superen el límite de velocidad, dijo la agencia ferroviaria.

La mayor parte del Corredor Norte de Amtrak está equipada con la tecnología.

"Basados en lo que sabemos ahora, pensamos que si el sistema hubiese estado instalado en esa sección de la vía, este accidente no habría ocurrido", dijo Sumwalt.

El maquinista, cuyo nombre no fue dado a conocer, se negó a declarar a las agencias del orden y dejó la estación policial con un abogado. Sumwalt dijo que investigadores federales de accidentes esperaban entrevistarlo, pero que le van a dar uno o dos días para recuperarse del "evento traumático".

"Nuestra misión es determinar no sólo lo que pasó, sino también por qué, para poder prevenir que suceda de nuevo", dijo.

Más de 200 personas a bordo del tren con ruta Washington-Nueva York resultaron heridas en el accidente, que ocurrió en un dilapidado barrio industrial cerca del río Delaware, poco antes de las nueve y media de la noche del martes. Al menos 10 seguían hospitalizados en condiciones críticas.

Los pasajeros salieron por las ventanillas de los coches retorcidos y emergieron en la noche, confundidos y ensangrentados, en el accidente ferroviario más mortífero en el país en casi siete años.

"Estamos desconsolados por lo ocurrido aquí", dijo el alcalde de Filadelfia, Michael Nutter.

Amtrak suspendió hasta nuevo aviso todo el servicio en el tramo Filadelfia-Nueva York del corredor ferroviario más transitado del país —atorando el tráfico matutino y forzando a miles a encontrar otra forma de llegar a sus destinos— mientras investigadores examinaban los restos y los rieles y colectaban evidencia.

Entre los fallecidos está Jim Gaines, quien trabajaba para The Associated Press como arquitecto de software de video. Gaines, quien había sido galardonado, tenía 48 años y trabajaba con la agencia desde 1998. Había viajado a Washington y regresaba a casa en Plainsboro, Nueva Jersey.

"Es una escena devastadora aquí", dijo Nutter. "Caminamos toda la longitud del tren, y la locomotora se separó por completo del resto del tren, y uno de los vagones está perpendicular a los demás. Es increíble".