1 de febrero de 2015 / 04:08 p.m.

 

Reza el dicho que "el que ríe al último, ríe mejor", y Russell Wilson, mariscal de campo de Halcones Marinos de Seattle, validó la frase al pasar de ser la selección 75 del draft a estar a las puertas de convertirse en bicampeón en la NFL.Nacido en Cincinnati, Ohio, hace 26 años, Wilson se convertirá en el primer quarterback en la historia de la Liga que inicie dos encuentros de Súper Tazón al cabo de sólo tres campañas como profesional.

Este domingo, cuando salte al emparrillado del estadio de la Universidad de Phoenix, vivirá su octavo partido de postemporada como titular, más que lo cosechado por los cinco pasadores que fueron elegidos antes que él, en aquel 2012.

En la tercera ronda del draft fue la doceava elección (75 general), debido a la insistente presión ejercida por el gerente general de los "emplumados", John Schneider, quien solicitó al entrenador en jefe, Pete Carroll, que le diera un voto de confianza al muchacho.

Andrew Luck (Potros de Indianápolis), Robert Griffin III (Pieles Rojas de Washington), Ryan Tannehill (Delfines de Miami), Brandon Weeden (Cafés de Cleveland) y Brock Osweiler (Broncos de Denver) conocieron primero su destino y las cifras combinadas de todos ellos no hace ni sombra a "Dangeruss" Wilson.

El sueño inició desde su época de colegial, en la cual se desempeñó en las filas de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, de 2007 a 2010; ahí registró 36 duelos con saldo de 682 completos de mil 180 intentos, para una efectividad de 58 por ciento. Obtuvo una ganancia de ocho mil 545 yardas, 76 envíos a la "zona prometida" a cambio de 25 intercepciones.

Más tarde, asistió a la Universidad de Wisconsin y, aunque su estadía fue efímera, su labor fue clave para catapultarlo a la NFL, ya que en una sola temporada acertó 225 de los 309 envíos que ensayó para un yardaje total de tres mil 175, 33 touchdowns y apenas cuatro de sus pases fueron telegrafiados por los rivales.

Estableció una marca en la Subdivisión de Futbol de la Asociación Nacional Atlética Colegial (NCAA) gracias a sus 379 tiros sin entregar el ovoide y fue el quinto jugador en la historia de la organización que consiguió más de mil yardas por tierra y lanzó arriba de las cinco mil.

Tras su llegada a Seattle, Washington en 2012, fue invitado al Tazón de los Profesionales y al año siguiente repitió la distinción, en lo que fue el momento de su consolidación, pues se cubrió de gloria al levantar el trofeo Vince Lombardi frente a Denver, comandados por el veterano de mil batallas, Peyton Manning.

Mientras se concentra en superar a otro de sus grandes homólogos, Tom Brady, y el resto de los Patriotas de Nueva Inglaterra, los dueños y administrativos ya están pensando en una jugosa oferta de contrato, pues el que tiene en calidad de "rookie" está en su recta final para convertirse en uno de los mejor pagados.

Si bien siempre se hace hincapié en la extraordinaria defensa de los Halcones y del notable cuerpo de receptores y corredores que lo rodean, también es cierto que goza de méritos personales y que las cifras recabadas como novato son sólo un adelanto de lo que puede llegar a lograr.

NOTIMEX