AP Y NOTIMEX
4 de diciembre de 2016 / 12:01 p.m.

WASHINGTON.- Donald Trump amenazó con fuertes impuestos a las empresas estadunidenses que mudan sus operaciones al exterior e intentan seguir vendiendo sus productos en Estados Unidos.

En una avalancha matutina de tuits, Trump anunció una "reducción sustancial" de impuestos y regulaciones para las empresas.

En su cuenta de Twitter, Trump prometió aplicar un impuesto del 35 por ciento a los productos vendidos en Estados Unidos por cualquier empresa que despidió a trabajadores estadunidenses y construyó una fábrica o planta en otro país.

"Pronto habrá un impuesto en lo que será nuestra fuerte frontera de 35 por ciento para estas compañías que quieran vender sus productos de vuelta en Estados Unidos, como carros, unidades de aire acondicionado, etc.", escribió.

"Este impuesto hará financieramente difícil salir, pero estas empresas pueden moverse entre los 50 estados si ningún impuesto o tarifa. Por favor quedan advertidas antes de cometer un error muy caro.
ESTADOS UNIDOS ESTÁ ABIERTO PARA LOS NEGOCIOS", remató con mayúsculas.

La advertencia del presidente electo materializa una de sus promesas de campaña de buscar evitar la salida de empresas y empleos estadunidenses a otros países como México o China, a través de la imposición de aranceles a las importaciones de esas empresas.

Apenas la semana pasada anunció un acuerdo con la compañía Carrier para mantener mil 100 trabajadores en Indiana, gracias a un paquete de siete millones de dólares de incentivos fiscales, aún cuando la empresa aún planea crear alrededor de mil 300 empleos en Monterrey, México.

El viernes, Trump singularizó a la empresa de abastos industriales Rexnord, del estado de indiana por sus planes de mudar operaciones a México y despedir a 300 trabajadores. "Esto está ocurriendo por todo nuestro país. Basta".