AP, REUTERS
17 de agosto de 2015 / 07:36 a.m.

Washington.- Donald Trump, precandidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, subiría los costos para algunas visas de mexicanos y para todas las tarjetas de cruce fronterizo como parte de un plan mayor para obligar a México a pagar por un muro en la frontera de ambos países.

Trump, el precandidato que va a la cabeza entre los republicanos, ha hecho de la inmigración un elemento central de su campaña.

En el programa "Meet the Press" de NBC, dijo que él deportaría a todos los inmigrantes indocumentados y que rescindiría las órdenes ejecutivas sobre inmigración de Barack Obama si llega a la Casa Blanca; dijo que desea poner fin al derecho de ciudadanía por nacimiento

En una declaración política divulgada el domingo, el empresario dijo que elevaría los costos de las visas temporales para presidentes ejecutivos, diplomáticos y trabajadores dentro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) si México no accede a pagar por la muralla.

El TLCAN de 1994 eliminó la mayoría de los aranceles y otras barreras para el libre comercio entre Estados Unidos, Canadá y México. Permite el movimiento entre fronteras temporal de viajeros de negocios dentro de la región.

Trump dijo que retendría todos los pagos de remesas derivados de empleos ilegales y que subiría los aranceles en puertos de ingreso desde México.

"El gobierno mexicano ha perjudicado a Estados Unidos", afirmó. "Son responsables de este problema, y tienen que ayudar a pagar para resolverlo".

En junio, en el inicio de su campaña para conseguir la nominación republicana a las elecciones presidenciales de 2016, Trump dijo que México enviaba violadores y otros criminales a Estados Unidos.

En el texto, Trump dijo que triplicaría el número de agentes de Migración y Aduanas, y que lo financiaría eliminando los pagos de créditos tributarios a los inmigrantes ilegales.

Otra de sus propuestas es detener la emisión de tarjetas de residencia a trabajadores extranjeros con licencia para que los empleadores tuvieran que hacer contrataciones entre los trabajadores desempleados del país.

"Esto ayudará a revertir la menguante tasa de participación de las mujeres (...), a aumentar los sueldos y a permitir que los niveles récord de inmigración bajen a promedios históricos más moderados", aseveró.

LUCHA CONTRA EL EI, ABORTO Y CONVENIO NUCLEAR

Durante el programa de la NBC, Trump expuso además una política exterior en la que Estados Unidos aportaría infantería a la lucha contra el grupo Estado Islámico y exigiría recursos a los países del Oriente Medio apoyados por Washington.

Tampoco cree que una empresa privada deba despedir a un empleado porque sea homosexual y se pronunció porque el salario mínimo se mantenga en sus niveles actuales.

El multimillonario y ex astro de un programa de televisión dijo que consideraría el cierre del gobierno federal por la financiación que entrega a Planificación Familiar.

Aseguró que no está seguro si ha donado dinero a esa organización pero agregó que se opondría a que se le entreguen recursos federales si continúa proveyendo servicios de aborto.

Trump dijo que le preguntaría a los aspirantes a la Suprema Corte cuáles son sus puntos de vista sobre el aborto y analizaría sus respuestas para decidir un nombramiento. Dijo oponerse al aborto salvo en casos de violación, incesto y para salvar la vida de la madre.

Después de que describiera como un "mal acuerdo" el convenio nuclear concretado entre Irán y cinco potencias mundiales incluido Estados Unidos, Trump afirmó que Teherán tendrá armas nucleares y se apoderará de partes del mundo.

"Y creo que (el convenio) conducirá hacia un holocausto nuclear", apuntó.

En lugar de deshacer el pacto, Trump afirmó que "vigilaría" su cumplimiento, en tanto que llamó "incompetente" al secretario de Estado, John Kerry, por negociarlo.

Para derrotar a los combatientes del Estado Islámico, Trump dijo que la clave está en quitarles la riqueza con la recuperación de los yacimientos de petróleo que controlan en Irak.

Cuando el conductor de "Meet the Press, Chuck Todd, le afirmó que para esa acción sería necesario infantería, Trump respondió "eso es correcto".

Dijo que a los iraquíes debería dárseles "algo" de sus campos petroleros pero, al parecer en referencia a los exmilitares estadounidenses que pelearon en Irak, "definitivamente deberíamos recuperar dinero para nuestros soldados".