NOTIMEX
19 de agosto de 2016 / 11:14 a.m.

WASHINGTON.- Por primera vez durante su campaña política el candidato republicano Donald Trump expresó pesar por algunas de sus ofensivas declaraciones y el daño que estas pudieron causar, pero insistió que pese a ello continuará diciendo la verdad.

La disculpa ofrecida por el magnate neoyorquino en un mitin político en Carolina del Norte se produjo dos días después que anunció modificaciones en su equipo de campaña con la incorporación de dos nuevos operadores políticos, y en medio de una caída en el respaldo de los electores.

“Algunas veces, en el calor del debate y hablando sobre una multitud de temas, uno no escoge las palabras apropiadas o dice las cosas equivocadas. Yo he hecho eso y lo lamento, particularmente donde pude haber causado dolor personal”, dijo hablando la noche del jueves en la ciudad de Charlotte.

Trump no precisó empero las instancias donde incurrió en comentarios ofensivos, ni utilizó de manera directa la palabra disculpa, y ofreció como explicación de sus exabruptos su perfil como hombre de negocios.

“Como saben, no soy un político, he trabajado en los negocios, creando empleos, reconstruyendo vecindarios mi vida entera. Nunca quise usar el lenguaje de los políticos, nunca he sido correcto políticamente, toma mucho tiempo y en ocasiones puede ser más difícil”, explicó.

El abanderado republicano dijo que más allá de la controversia que puedan generar sus declaraciones, “una cosa puedo prometer. Yo siempre les diré la verdad”.

La sorpresiva expresión de remordimiento pareció contravenir lo que su nueva administradora de campaña Kellyanne Conway declaró a la prensa la víspera, 24 horas después de haber asumido ese cargo.

“Vamos a afinar el mensaje. Y vamos a asegurarnos de Donald Trump esté cómodo en su propia piel, que no pierda esa autenticidad que simplemente no se puede comprar y un encuestador no te puede dar”, dijo Conway a la televisora CNN.

Apenas el martes, Trump había dejado en claro su decisión de continuar siendo él y no cambiar simplemente para complacer a sus críticos.

“Creo que ustedes saben que mi temperamento me trajo aquí. Siempre he tenido un buen temperamento y es lo que trajo aquí. Ciertamente no creo que es apropiado empezar a cambiar de repente cuando estas ganando”, dijo en una entrevista.

El miércoles Trump anunció la incorporación de Conway y de Steven Bannon, nombrado director ejecutivo de la campaña, lo que fue interpretado como una reducción efectiva de las responsabilidades e influencia de Paul Manafort, quien este viernes renunció como presidente de la campaña, apenas dos meses después que asumió la posición.

Los cambios se produjeron en medio de una caída en las preferencias electorales a favor del candidato republicano, la persistencia de controversias por sus declaraciones, y crecientes deserciones de notables republicanos, algunos de los cuales han optado por endosar abiertamente a Clinton.

Recientes encuestas de opinión han colocado a Trump por debajo de la candidata demócrata Hillary Clinton tanto a nivel nacional como en algunos de los estados considerados críticos para ganar la elección del 8 de noviembre.