AP
4 de septiembre de 2015 / 08:17 a.m.

Hampton.- Jeb Bush, aspirante a la nominación presidencial del Partido Republicano, dijo que su adversario Donald Trump es "demasiado pesimista" para dirigir al país y que los republicanos perderán la elección de 2016 si convierten al multimillonario en su candidato para gobernar desde la Casa Blanca.

De campaña en New Hampshire el jueves, Bush admitió que Trump ha aprovechado el enfado entre los votantes, especialmente republicanos. "Estoy frustrado", dijo Bush ante más de cien empleados de una fábrica en la costa del estado. "Estamos al borde de la mejor era para estar vivos, y existe un aspirante en el Partido Republicano que está explotando la angustia y temores de la gente".

"El punto de vista de Donald Trump es que el fin está cerca", enfatizó Bush. Los dos precandidatos han estado intensificando su batalla sobre la dirección del Partido Republicano, y convirtiéndola en algo personal.

Después de haber sido ridiculizado por Trump, quien lo calificó de torpe, carente de energía y en deuda con su inmensa red de donadores, Bushapuntó sus baterías contra el magnate esta semana. Su oficina de campaña dio a conocer un video en Internet mostrando declaraciones que ha realizado Trump durante años a favor de incrementos de impuestos, de un sistema de pagador único de seguro médico como el de Canadá, del derecho al aborto y más.

"Lo que uno descubrirá es que este tipo no es un conservador", dijo Bushmás tarde en Laconia, donde habló ante más de 200 personas en la sede local de la oficina de la organización VFW, de veteranos de guerras extranjeras. Los mensajes enviados por The Associated Press a la oficina de campaña de Trump buscando un comentario no fueron respondidos.

Horas antes, Bush dijo al programa "Good Morning America" de la cadena de televisión ABC que Trump estaba "tratando de llegar a la presidencia con insultos". Eso fue en respuesta a la declaración de Trump de que Bush debería apegarse a hablar en inglés cuando esté en Estados Unidos.

El bilingüe Bush a menudo introduce el español en sus discursos de campaña; y lo hizo nuevamente en New Hampshire cuando instó a los republicanos a realizar campaña con "brazos abiertos". Bush grabó un anuncio en la planta antes de dirigirse a Laconia.