REUTERS
12 de enero de 2016 / 11:49 a.m.

Estambul. - Un sirio sería el responsable del atentado suicida perpetrado el martes en el que murieron al menos 10 personas en el corazón de un distrito turístico de Estambul, entre ellos un ciudadano peruano y varios alemanes, dijo el presidente, Tayyip Erdogan.

El primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, acusó al grupo yihadista Estado Islámico de estar detrás de la explosión ocurrida cerca de la Mezquita Azul y del museo Santa Sofía, focos de un gran interés turístico en una de las ciudades más visitadas del mundo.

Varios cuerpos yacían en el suelo de la plaza Sultanahmet justo después de la explosión. Un oficial de policía en el lugar también dijo haber visto partes de cuerpos desperdigados.

Un funcionario turco de alto rango dijo que nueve fallecidos eran alemanes, mientras que la canciller de Perú informó que en el atentado murió un ciudadano peruano y otra resultó herida.

"Condeno el incidente terrorista en Estambul, que se cree es un ataque de un suicida de origen sirio. Por desgracia, tenemos 10 muertos, incluidos extranjeros y compatriotas", dijo Erdogan durante un almuerzo para embajadores turcos celebrado en Ankara, en un discurso transmitido en vivo por la televisión.

"Este incidente ha puesto de manifiesto una vez más que como nación debemos actuar con un solo corazón y un solo cuerpo en la lucha contra el terrorismo. La posición decidida y con principios de Turquía en la lucha contra el terrorismo continuará hasta el fin", dijo el mandatario.

Turquía, un miembro de la OTAN y candidato a sumarse a la Unión Europea, es parte de una coalición liderada por Estados Unidos que lucha contra los combatientes de Estado Islámico, que controlan vastos territorios en Siria e Irak.

Nadie se atribuyó de inmediato la responsabilidad del ataque, pero islamistas, militantes de izquierda y kurdos, que combaten contra las fuerzas de Ankara en el sureste de Turquía, han realizado ataques en el pasado en el país.