REUTERS
9 de octubre de 2017 / 10:09 a.m.

ANKARA.- El ministro de Justicia de Turquía expresó el lunes su esperanza de que Estados Unidos revise la suspensión de sus servicios de visas a ciudadanos turcos tras el arresto de un empleado del consulado estadounidense la semana pasada, asegurando que se trata de un asunto judicial local.

Washington condenó la presentación de cargos contra su empleado turco asegurando que carece de fundamentos y anunció el domingo la suspensión de sus servicios de visas no migratorias en Turquía, al tiempo que anunció la reevaluación del compromiso de Ankara con la seguridad de sus misiones y su personal.

Horas más tarde, Turquía anunció la adopción de las mismas medidas contra los ciudadanos estadounidenses. Estas decisiones causaron agitación en los mercados turcos, con una caída de un 2,4 por ciento de la lira y de un 4,7 por ciento en el índice bursátil principal.

"Si se trata de un asunto de seguridad, entonces se adoptarán los pasos necesarios, pero si tiene que ver con el arresto de un empleado del consulado, entonces es una decisión tomada por la justicia turca", dijo el ministro de Justicia, Abdulhamit Gul, al canal de televisión A Haber.

"Juzgar a un ciudadano turco por un delito cometido en Turquía es nuestro derecho. Espero que Estados Unidos revise esta decisión con este enfoque", agregó.

ilp