AP
17 de octubre de 2015 / 03:52 p.m.

Londres.- El Tribunal Supremo británico afirmó el viernes que la aplicación Uber para contratar taxis particulares es legal, un revés para los conductores de los famosos taxis negros de Londres, que alegaban que violaba las regulaciones municipales.

La decisión llegó después de que la agencia londinense Transport for London pidiera una aclaración sobre si la aplicación, creada por la empresa del mismo nombre con sede en San Francisco, funcionaba de la misma forma que los taxímetros utilizados para los muy regulados taxis negros.

La Licensed Taxi Drivers' Association (Asociación de Taxistas con Licencia) afirmaba que la aplicación —que registra la ubicación del vehículo y su tiempo de trayecto y que envía esos datos a servidores en California— funcionaba como un taxímetro, pero el juez Duncan Ouseley discrepó y determinó que el sistema depende de señales GPS y no funciona del mismo modo.

La asociación afirmó que apelaría el fallo del juez.

La organización Transport for London (Transporte para Londres) dijo que aseguraría que se alcanzaran requerimientos regulatorios y agregó que evaluaría la opinión pública en relación a una serie de cambios potenciales a las reglas de contratación de vehículos privados, incluidas normas más estrictas en cuanto a seguros y conocimiento del idioma inglés.

"Sabemos que algunas ideas presentadas para consulta son controversiales, motivo por el cual queremos que la más gente posible nos diga cuál es su opinión para formar el futuro de la contratación privada en Londres", dijo Leon Daniels, el director gerencial para transporte terrestre de Transport of London.