29 de agosto de 2013 / 08:26 p.m.

Ciudad de México • La Unión Nacional de Padres de Familia exigió a las autoridades del país, especialmente a los legisladores, la aprobación de la Ley del Servicio Profesional Docente en el próximo periodo ordinario de sesiones, porque fue un compromiso que el gobierno federal realizó con diversas organizaciones para construir la reforma educativa y la Ley General de Educación.

"Es un llamado urgente al gobierno para que tome las medidas necesarias y se restablezca la paz en esta ciudad. Necesitamos que esta ley secundaria sea aprobada por una mejor educación que permita un México más competitivo", dijo Consuelo Mendoza García, presidenta de la UNPF.

La UNPF aseguró que sin las leyes secundarias la reforma educativa estaría incompleta y no lograría su objetivo que es la evaluación de los docentes; además de que estarían rompiendo acuerdos que se firmaron para construir e enriquecer la reforma educativa.

"No puede ser que los maestros pongan en jaque al gobierno y a los legisladores con sus condiciones. No podemos dar marcha atrás en las reformas necesarias para mejorar la calidad de la educación en México por presiones externas que buscan otro tipo de intereses y no los educativos", agregó Consuelo Mendoza.

La UNPF, asociación que alberga a más de tres millones de padres de familia en el país, hizo un llamado al gobernador de Oaxaca, Gabino Cue, para que tome acciones legales contra los maestros por incumplimiento de actividades y que no se les pague salarios ni cualquier otra compensación.

"A ningún maestro se le debe pagar cuando está dejando sin el derecho a la educación a un millón 300 mil niños, porque a ningún trabajador se le paga si no cumple con su trabajo. Un día sin clases, es un día perdido en la educación de un niño", dijo Consuelo Mendoza.

Con las actuales leyes secundarias, ya aprobadas, los padres de familia consiguieron que sean considerados como parte fundamental del sistema educativo, como por ejemplo, contar con escuelas y cursos dirigidos a ellos; desarrollar cursos y actividades que fortalezcan la enseñanza respecto al valor de la igualdad y solidaridad entre sus hijos; opinar a través de los Consejos de Participación sobre las actualizaciones a los programas de estudio; así como facilitar la participación activa del sector social, a través de un consejo consultivo, en el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación.

De esta manera, la UNPF solicitó al gobierno federal y al de la Ciudad de México a que tome acciones para que se garantice el libre tránsito, "estamos haciendo este llamado y recordando que en el centro de este conflicto están los niños que tienen el derecho de recibir una educación y que se está viendo truncada".

ALEJANDRO MADRIGAL