Fernando Damián 
8 de julio de 2013 / 10:27 p.m.

Ciudad de México • El coordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles, instó a la dirigencia nacional de su partido a evaluar su retiro inmediato del Pacto por México, en respuesta al trato “grosero” y “ofensivo” que los gobernadores y el PRI dieron a la oposición en las elecciones del domingo.

“Nosotros expresaremos a la dirigencia nacional del partido que si no hay en los hechos un cambio de actitud y reciprocidad del gobierno y de su partido, no puede el PRD continuar poniendo la otra mejilla”, puntualizó.

Aureoles advirtió, además, que las reformas energética, hacendaria y financiera pueden “entrar en crisis” como consecuencia de la intervención de los gobernadores priistas en los procesos electorales para favorecer a los candidatos del PRI.Dejó claro no existe ninguna garantía del PRD para “transitar” con las otras fuerzas políticas en esos temas.

En conferencia de prensa, el legislador michoacano negó categóricamente que la advertencia de salir del Pacto por México sea un chantaje, pues dijo, el PRD no tiene por qué ser comparsa del gobierno, ni soportar el maltrato a la oposición.“Les dijimos reiteradamente, y hoy lo repito, que el 7 de julio era la aduana, era la estación, la parada y la prueba más importante para el Pacto por México, pues contra todas las dificultades, los opositores, las voces y las criticas fuimos al Pacto y la gente lo vio bien”, remarcó.

Aureoles sostuvo así que al PRD le ha correspondido cargar con los costos más altos del Pacto por México, “pero es tiempo de que nosotros revisemos nuestra permanencia”.Visiblemente molesto, el líder parlamentario de la bancada perredista acusó a los gobernadores priistas, principalmente los de Quintana Roo, Veracruz y Zacatecas de incurrir en las viejas prácticas como la compra del voto y la persecución a los adversarios, así como el contubernio con el crimen organizado para intimidar a la oposición.