24 de mayo de 2013 / 11:59 p.m.

Ciudad de México • La bancada del PAN en el Senado ha entrado a una especie de impasse en el conflicto que vive por la remoción de Ernesto Cordero y la designación de Jorge Luis Preciados como coordinador, pues la división persiste y no se ha logrado concertar una reunión entre el grupo y el presidente panista, Gustavo Madero.

Distintos senadores de este partido han vertido su opinión al respecto como la senadora Marcela Torres, quien afirma que con Preciado llega "aire fresco" y transparencia al grupo, pues con él, indicó, se dará a conocer el uso de las prerrogativas del PAN, incluso en redes sociales.

Mientras la que su compañera Adriana Dávila llevó más allá el conflicto al afirmar que "urge" un cambio en la dirigencia nacional del PAN, pues "el tiempo de la presidencia ya se agotó, no se agotó en lo legal, se le agotó su tiempo político".

Torres Peimbert, a diferencia de Preciado, indicó que sí habrá cambios en posiciones panistas dentro de la Cámara alta, pues dijo que ha habido cuadros relegados de comisiones e inclusiones solo por cercanía política, pero estos serán en una segunda etapa.

OMAR BRITO