12 de octubre de 2013 / 09:06 p.m.

México.- El coordinador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el Senado, Miguel Barbosa Huerta, sostuvo que ante el intento de condicionar la discusión de la reforma política por la energética, es urgente contar con una ley que fije una ruta de trabajo para resolver con responsabilidad temas trascendentales como éste.

Señaló que los partidos en el Senado no han logrado los consensos en torno a esta reforma, sino que ha habido condicionamientos para su avance, lo cual incide en el trabajo legislativo, es "una estrategia de canje, de aprobar esto a cambio de aquello, reduce la discusión parlamentaria a un ejercicio de conveniencia", resaltó.

Se requiere, dijo, establecer una ruta de trabajo para lograr reformas de ese calado ya se han adoptado en diversas partes del mundo y así los grupos políticos logran acordar los términos, temas y plazos en los que habrán de trabajar.

Consideró que cada reforma legal o constitucional debe aprobarse por sus propios méritos, es decir, por sus objetivos, contenidos y repercusiones en el corto y mediano plazo.

En materia de reforma política, explicó que el PRD propone otorgar al Consejo General del IFE atribuciones para supervisar el proceso de fiscalización e incorpora sanciones más altas y explícitas al rebase de tope de gastos, tales como pérdida de registro, de candidatura y la posibilidad de declarar la nulidad de las elecciones.

Detalló que también se plantea que el presidente de la República, al inicio de su mandato, presente al Congreso de la Unión su propuesta para Jefe de Gabinete.

Este acudirá, en la primera semana de cada período de sesiones, a cada una de las Cámaras del Congreso para presentar la agenda legislativa.

Barbosa Huerta dijo que se busca la autonomía de la Procuraduría General de la República (PGR) y convertirla en un organismo constitucional autónomo que se encargue de perseguir los delitos ante los tribunales penales.

Agencias