23 de septiembre de 2014 / 04:36 p.m.

Ciudad del Vaticano.- El Papa Francisco urgió hoy a la comunidad internacional a favorecer acciones de colaboración para hacer más efectiva la lucha contra el tráfico de seres humanos, contra cualquier forma de violencia, vejación y esclavitud.

El mensaje anual del pontífice con motivo de la Jornada Mundial de las Migraciones fue dado a conocer este martes por el Vaticano y cuyo título es: "Una Iglesia sin fronteras, madre de todos".

En el texto Francisco reconoció que los movimientos migratorios, a menudo ilegales, suscitan desconfianza y rechazo, también entre los católicos, antes incluso de conocer las circunstancias de persecución o de miseria de las personas afectadas.

"Sin embargo, los movimientos migratorios han asumido tales dimensiones, que sólo una colaboración sistemática y efectiva que implique a los Estados y a las organizaciones internacionales puede regularlos eficazmente y hacerles frente", indicó.

"Las migraciones interpelan a todos no sólo por las dimensiones del fenómeno, sino también por los problemas sociales, económicos, políticos, culturales y religiosos que suscita, y por los dramáticos desafíos que plantea a las comunidades nacionales y a la comunidad internacional", añadió.

El Papa señaló que es necesario trabajar en conjunto, reciprocidad y sinergia, disponibilidad y confianza, sabiendo que ningún país puede afrontar por sí solo las dificultades relacionadas con este fenómeno que, siendo tan amplio, afecta en este momento a todos los continentes en el doble movimiento de inmigración y emigración.

Por ello, el pontífice consideró necesario intensificar los esfuerzos para crear las condiciones adecuadas que garanticen una progresiva disminución de las razones que llevan a pueblos enteros a dejar su patria a causa de guerras y carestías, que a menudo se concatenan unas a otras.

"A la solidaridad con los emigrantes y los refugiados es preciso añadir la voluntad y la creatividad necesarias para desarrollar mundialmente un orden económico-financiero más justo y equitativo, junto a un mayor compromiso por la paz, condición indispensable para un auténtico progreso", ponderó.

Foto: AP

NOTIMEX