NOTIMEX
21 de octubre de 2015 / 10:05 a.m.

Vaticano.- El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, aseguró hoy que el Papa Francisco goza de buena salud y volvió a desmentir categóricamente que padezca un tumor en el cerebro.

En declaración a los periodistas, el sacerdote jesuita confirmó la desmentida que hizo en las primeras horas de este miércoles a un artículo sobre la salud del pontífice publicado por el diario italiano “Il Quotidiano Nazionale”.

“Ningún médico japonés vino al Vaticano a visitar al Papa y no se llevaron a cabo exámenes del tipo indicado por el artículo”, señaló refiriéndose a algunos detalles ofrecidos por la publicación.

“Las oficinas competentes me han confirmado que no existieron vuelos de helicópteros llegados desde el exterior del Vaticano tampoco en el mes de enero. Puedo confirmar que el Papa goza de buena salud”, insistió.

Lombardi precisó haber consultado personalmente a las diversas fuentes interesadas, incluido Jorge Mario Bergoglio.

Insistió que la publicación realizada por el diario es un “acto grave de irresponsabilidad, absolutamente injustificable e incalificable”.

También calificó como “injustificado” seguir alimentando tales “informaciones infundadas” y por eso deseó que “este caso se cierre inmediatamente”.

Señaló que en el mismo periódico, junto al artículo sobre la salud del Papa, se difundió una entrevista al prestigioso neurocirujano Giulio Maira con datos sobre los tumores cerebrales.

Explicó que el médico le llamó por teléfono para decirle que se encuentra en Nueva York y que hasta allá se comunicó con él una periodista que le hizo preguntas genéricas sobre tumores cerebrales, sin alguna referencia a la noticia sobre el Papa, de la cual él no sabía absolutamente nada.

“El dio respuestas genéricas, pero sostiene que fue engañado”, estableció Lombardi.

Todo esto después del revuelo que generó la noticia de que el Papa tendría “una pequeña mancha oscura en el cerebro” que se trataría de un tumor curable y que hace algún tiempo habría sido tratado por un médico japonés que reside en un pueblo de la región italiana de la Toscana.

Ante la desmentida, el director del diario italiano, Andrea Cangini, reconoció que la misma es “comprensible” y “era esperable”. Reveló que tuvo “por mucho tiempo parada la noticia para hacer todas las verificaciones del caso. “No tenemos la mínima duda de que sea fundada”, ponderó.