25 de febrero de 2013 / 12:10 a.m.

Ciudad de México • El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) manifestó su preocupación por la “"ignorancia"” del secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet, respecto al Sistema Educativo.

El SNTE argumentó que esa ignorancia quedó evidenciada en la reunión del secretario con Senadores, realizada la semana pasada.

"Ahí afirmó que los grandes temas de la educación de un país son alfabetizar, escolarizar y crear cuadros universitarios, técnicos y de investigación. Que no sabía si el Sistema Nacional de Evaluación iba en un solo paquete con el Sistema Profesional Docente", acusó el sindicato en un comunicado.

Además de que señaló como preocupantes los comentarios de Chuayffet, respecto a derogar el Acuerdo 648, por el que se establecen normas generales para la evaluación, acreditación, promoción y certificación en la Educación Básica.

"Como lo dice el mismo Acuerdo 648, la evaluación ahí establecida toma en cuenta las características de pluralidad social, lingüística y cultural, así como las necesidades, intereses, capacidades, estilos y ritmos de aprendizaje de los alumnos de todo el país, ya que toda evaluación debe conducir al mejoramiento del aprendizaje, así como a detectar y atender las fortalezas y debilidades en el proceso educativo de cada alumno", señala.

El magisterio, liderado por Elba Esther Gordillo, cita a Felipe Martínez Rizo, primer director del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación: "Para evaluar maestros, necesitamos un concepto de cómo debe ser un buen maestro y no lo tenemos. Debe haber varios modelos acorde a las circunstancias: es diferente ser un buen maestro de telesecundaria que de secundaria privada".

En el escrito, el SNTE además considera que también es importante definir qué tipo de ciudadano se pretende formar con qué tipo de maestros, a través de qué procesos de enseñanza-aprendizaje y en qué condiciones.

“Se requiere precisar el enfoque pedagógico, la fundamentación psicológica, los procesos de enseñanza, las condiciones de las escuelas y los materiales educativos, entre otros”, considera.

Respecto a la reforma educativa, que será promulgada mañana, el sindicato de maestros asegura que este tipo de iniciativas “"solo tienen éxito en la medida en que inciden en los elementos constitutivos del hecho educativo. Se puede incluir la palabra calidad en una ley pero si no está claramente definida, y no se establece el proceso educativo que la hará posible, de nada sirve"”.

Por ello "hacemos votos porque se aclare la diferencia entre las reformas legales y las reformas educativas y que todos los actores involucrados trabajemos en la reforma educativa que el país necesita. La mayoría de los maestros estamos comprometidos en mejorar la calidad de la educación".

BLANCA VALADEZ