REUTERS
6 de noviembre de 2017 / 03:44 p.m.

BUENOS AIRES.- Los cuerpos de los cinco argentinos asesinados la semana pasada en un ataque en Nueva York eran velados el lunes en Rosario, su ciudad natal, luego de haber sido trasladados por tierra desde la capital Buenos Aires, donde arribaron en la madrugada.

El cortejo recorrió el centro de Rosario, uno de los polos agroexportadores más grandes del mundo y cuna del astro Lionel Messi, antes de finalizar su recorrido en la casa de velorio.

Las víctimas, arrolladas el martes pasado por una camioneta en Manhattan, habían viajado a Estados Unidos para celebrar el 30 aniversario de su graduación en el Instituto Politécnico Superior de Rosario, donde se les rindió homenaje la semana pasada.

La muerte de los argentinos se produjo cuando un hombre que manejaba una camioneta alquilada arrolló a peatones y ciclistas en una ciclovía de Nueva York, dejando un total de ocho víctimas fatales, en un hecho calificado como un acto de terrorismo por las autoridades estadounidenses.

Desde la ciudad estadounidense, el presidente argentino Mauricio Macri dijo el lunes que el ataque era un tragedia para su país y que "los argentinos confirmamos que queremos ser parte de esta batalla que tenemos que dar todos en este mundo por una convivencia en paz y con amor entre todos los habitantes".

Macri habló frente a periodistas en el lugar donde fueron atropellados los argentinos junto al alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, y dejó una ofrenda floral en el sitio.

Las víctimas eran Hernán Ferruchi, Diego Enrique Angelini, Hernán Diego Mendoza y Ariel Erlij, de 48 años, y Alejandro Damián Pagnucco, de 49 años.

"No tenía noción de lo que era el terrorismo hasta que uno lo siente", dijo a Reuters Valeria García, una estudiante de 22 años, frente a la casa velatoria en Rosario. "Si bien no los conozco a los muchachos, son de la ciudad y es importante", agregó.


pjt