MILENIO DIGITAL
27 de abril de 2017 / 04:32 p.m.

WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, calificó hoy de "desastre" la situación en Venezuela, donde una treintena de personas han muerto en el marco de las protestas que se mantienen desde hace días contras el gobierno de Nicolás Maduro.

"Venezuela es un desastre", manifestó el mandatario estadunidense en el Despacho Oval ante su homólogo argentino, Mauricio Macri, al que recibió en visita oficial y junto al que posteriormente rubricó una declaración en la que expresan su "fuerte preocupación por la deteriorada situación" en el país latinoamericano.

"Estoy muy triste por ver lo que ha pasado en Venezuela", añadió Trump posteriormente. "Lo de Venezuela es una situación muy triste".

Trump y Macri han criticado abiertamente al Gobierno de Nicolás Maduro en varias ocasiones y también los dos han recibido a Lilian Tintori, la esposa del opositor encarcelado Leopoldo López.
El presidente argentino negó hoy el carácter de democracia a Venezuela en una conferencia organizada por tres "think tanks" de la capital estadunidense justo después de abandonar la Casa Blanca.

"No tienen ningún respeto por los derechos humanos, eso no es democracia", manifestó. "Tienen prisioneros políticos, no están respetando la independencia del Congreso", dijo. "Creo que tenemos que seguir pidiendo elecciones, la liberación de los prisioneros".

El mandatario argentino se mostró "muy contento" porque en el seno de Mercosur se haya logrado un acuerdo para solicitarlo y también por la posición expresada por la Organización de Estados Americanos (OEA).

Estados Unidos y Argentina se encuentran entre los países que han liderado en la OEA una serie de reuniones que culminaron el miércoles en la aprobación de la convocatoria de los cancilleres a una reunión de consulta sobre la situación en Venezuela. Ese fue el detonante para que el Gobierno de Maduro anunciara su intención de abandonar el organismo panamericano.

El Departamento de Estado norteamericano expresó entretanto su deseo de que Venezuela no cumpla con ese anuncio, aunque destacó que el país debe cumplir con las condiciones de la OEA.
"El proceso de retirada de la OEA requiere dos años. Solo su sucesor", dijo, refiriéndose a Maduro, "puede tomar una decisión".

"Mientras tanto, Venezuela seguirá siendo un miembro pleno de la OEA. Tiene que cumplir todas las obligaciones de un Estado miembro".

"Por supuesto que queremos que se queden en la OEA, pero solo si cumplen con las condiciones de la OEA", manifestó el portavoz del Departamento de Estado, Mark Toner.