NOTIMEX
12 de noviembre de 2017 / 07:09 a.m.

CARACAS.- Venezuela celebrará este lunes una reunión para negociar los términos de la deuda externa de la República y la Estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

En la cita se espera que asistan los todos los tenedores de bonos nacionales e internacionales para negociar la creación de mecanismos que garanticen el cumplimiento de los pagos, ya que si el gobierno no llega a un acuerdo con todos los acreedores podría entrar en default.

Los retrasos que han sufrido algunos pagos de deuda de Pdvsa han hecho temer la caída o suspensión de pagos de la empresa estatal, cuyas exportaciones de petróleo representan el 95 por ciento de las divisas del Estado venezolano.

El gobierno venezolano confirmó la víspera la reunión para este lunes, en donde se espera renegociar los términos de la deuda externa, escribió en su cuenta de la red social el ministro de Economía y Finanzas Simón Zerpa, también vicepresidente de Finanzas de Pdvsa.

La cita fue convocada el 3 de noviembre por orden del presidente Nicolás Maduro, que dos días antes había ordenado la reestructuración o la refinanciación de toda la deuda externa del Gobierno y de Pdvsa para conseguir condiciones más favorables de pago.

Pdvsa cumplió en octubre y noviembre pese a los retrasos con los dos grandes pagos que el Estado venezolano debía afrontar este año, dos liquidaciones que sumaban cerca de dos mil millones de dólares, destacó la Deutsche Welle.

Las sanciones financieras adoptadas por Estados Unidos en agosto -que prohíben a inversionistas que operen desde ese país negociar con deuda nueva del gobierno de Caracas o Pdvsa- han asfixiado aún más el acceso a crédito de Venezuela, que ha sacrificado importaciones de comida y otros productos básicos para poder cumplir sus compromisos.

El default se produce cuando un deudor deja de realizar los pagos correspondientes a su acreedor. De esta manera, el deudor cae en la cesación de pagos o default.

De entrar en conflicto con los acreedores estos podrían interponer algún tipo de recurso internacional legal, que podría afectar los bienes de la compañía en el extranjero, como refinerías y compañías.

El miedo es que caigan sobre los activos de Pdvsa que están fuera de las fronteras y eso puede tener consecuencias fuertes en la empresa, pues además, quienes compran crudo venezolano pueden preocuparse y optar por comprar petróleo a alguien más, lo que haría que se reduzcan los ingresos al país.

Los que se van a sentar a negociar la deuda son los mismos que han llevado las cosas a esta situación, además de eso está el tema de que algunos de ellos están sancionados por el gobierno de Estados Unidos, como el vicepresidente El Aissami y el ministro de Economía y Finanzas, Simón Zerpa.


ilp