6 de marzo de 2014 / 08:47 p.m.

CARACAS, Venezuela.- El canciller venezolano Elías Jaua anunció el jueves la suspensión de las negociaciones de la deuda de unos mil millones de dólares del empresariado de su país con exportadores de Panamá, luego de la ruptura diplomática entre ambos países.

Las negociaciones que se iniciaron en agosto pasado quedarán suspendidas "hasta tanto en Panamá no haya un Gobierno serio que respete las relaciones que deben tenerse de respeto mutuo", dijo el diplomático en declaraciones a la emisora local Unión Radio.

La cancillería también declaró el jueves como "personas non gratas" al embajador y a otros tres diplomáticos de Panamá y les dio 48 horas para abandonar el país. Informó en un comunicado que envió una nota verbal a la embajada de Panamá en la que explica que tomó la decisión "debido al discurso y acciones injerencistas" del gobierno panameño.

Las acciones anunciadas por Jaua ocurren un día después de que el presidente venezolano Nicolás Maduro anunció la ruptura de relaciones diplomáticas con Panamá y el congelamiento de los vínculos comerciales.

El mandatario justificó su decisión con el argumento de que el gobierno del presidente panameño Ricardo Martinelli "ha estado actuando activamente contra Venezuela", al solicitar a la OEA debatir la situación que enfrenta Venezuela, tras un mes de protestas callejeras en las que ha muerto una veintena de personas.

Jaua aseguró a Unión Radio que en las negociaciones para determinar los montos de la deuda venezolana con Panamá las autoridades encontraron "todo tipo de acciones fraudulentas, tanto de comerciantes panameños como de venezolanos".

Con la suspensión de la negociación, "vamos a poder ver con mucha más calma el carácter real de esa deuda o si es fraudulenta", estimó el diplomático.

La ruptura de relaciones bilaterales "representa un problema adicional para la Zona Libre de Colón. Si bien se tenía una esperanza de conseguir los pagos que se tienen endeudados, pues en este momento todo queda congelado, ya que la comisión entre ambos gobiernos no va a prosperar", dijo en Panamá Severo Sousa, integrante de la comisión binacional y miembro de la Asociación de Usuarios de la zona libre.

La Comisión comenzó en agosto de 2013 la revisión de la deuda de los importadores venezolanos con las empresas de la Zona Libre para determinar las cifras reales. Venezuela es uno de los principales consumidores clientes en América Latina de la zona franca panameña.

El gobierno venezolano participa en la negociación debido a que su política estatal del mercado de divisas establece estrictos mecanismos para la compra de dólares por parte de los empresarios importadores.

La deuda de los comerciantes venezolanos comenzó a acumularse en febrero del 2013 debido a la devaluación del bolívar y, según argumentan los empresarios, a las dificultades para adquirir divisas por las restricciones del mercado cambiario impuestas por el gobierno.

De acuerdo con estimaciones del gobierno de Panamá, la deuda oscila entre mil y mil 200 millones de dólares.

Estadísticas oficiales del gobierno de Panamá muestran que las importaciones por parte de Venezuela han mermado en los últimos años debido a los problemas cambiarios. En el 2013 fueron estimadas en cerca de 600 millones de dólares, luego de que un año anterior se ubicaban en mil 700 millones.

AP