AP
10 de agosto de 2016 / 06:13 a.m.

CARACAS.- Las autoridades electorales de Venezuela anunciaron el martes el cronograma para activar el referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro, el cual amenaza la esperanza de la oposición de que se realice a tiempo para convocar a una elección que podría llevarlos al poder.

La presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, dijo que de cumplirse todos los requisitos, hacia finales de octubre la oposición podría recolectar las nuevas firmas, lo cual abriría un proceso de casi un mes para validarlas y luego comenzaría un plazo de 90 días dentro del cual podría celebrarse el referendo.

De cumplirse el límite máximo de los 90 días continuos, la realización del referendo podría darse hacia febrero del 2017 lo que descartaría la posibilidad de una nueva elección presidencial y obligaría a que los últimos dos años del actual período presidencial sean completados por el vicepresidente en turno, según establece la constitución.

Luego de que consiguió en una primera etapa el 1% de las firmas de los electores, la oposición ahora debe recolectar el equivalente a 20%, o cuatro millones de votantes, para avanzar en la activación del referendo.

Analistas consideraron que la decisión de la autoridad electoral limita a la oposición, que de inmediato critico a la autoridad electoral.

La realización del referendo este año se ha cerrado a un "mínimo de posibilidad", dijo a The Associated Press el consultor político Edgar Gutiérrez, para quien la oposición necesitará la "máxima cantidad de presión social y política concentrada en el tiempo" para lograr que la consulta se de este año.

Gutiérrez indicó que de lograr la oposición una nueva recolección de firmas "contundente y demoledora", eso podría ejercer una presión importante para acelerar los plazos del referendo.

De convocarse al referendo, la oposición deberá alcanzar 7,5 millones de votos contra Maduro para lograr la revocatoria del mandato del gobernante.

El dirigente opositor Henrique Capriles, uno de los principales promotores de la consulta, acusó a Lucena de hacer un "ejercicio de cinismo y mentiras" para tratar de generar "desaliento, desesperanza" entre los opositores, y sostuvo que "no hay ninguna razón legal ni técnica" que impida que se realice este año el referendo.

La oposición ha convocado a una marcha el primero de septiembre en Caracas para presionar al CNE para que anuncie la fecha para la recolección del 20% de las firmas e indique las condiciones de ese proceso.

El dirigente reiteró que de bloquear el oficialismo la realización del referendo este año se "tranca la vía democrática" y se colocaría al país en una "situación complicada de mayor tensión".

El oficialismo ha descartado la posibilidad de que el referendo pueda darse este año alegando que los sectores adversos al gobierno cometieron un "fraude" en la recolección de firmas.

"El Consejo Nacional Electoral hasta ahora ha estado demorando el proceso haciendo que cada una de las fases se demore más de lo que correspondería", dijo a la AP Luis Lander, director del Observatorio Electoral Venezolano, un grupo civil que promueve la realización de comicios transparentes.

La oposición ha planteado la revocatoria de mandato de Maduro este año como una salida a la compleja crisis que enfrenta Venezuela que está agobiada por una desbordada inflación de tres dígitos y severos problemas de escasez de alimentos, medicinas y otros bienes, que han desatado crecientes protestas callejeras y saqueos de comercios en los últimos meses.