ISRAEL NAVARRO
4 de agosto de 2013 / 04:18 p.m.

México • El Partido Verde Ecologista de México presentará en próximas semanas su propuesta de reforma energética, que incluye modificaciones a los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución.

Contempla “maximizar la renta petrolera” permitiendo la participación del sector privado en las áreas de exploración, producción, refinación, petroquímica y comercialización de hidrocarburos.

Estipula el otorgamiento de concesiones a terceros, condicionados al pago de regalías, y la asociación con empresas privadas con el posterior pago de impuestos.

En el documento, del cual MILENIO posee copia, se aclara que Petróleos Mexicanos (Pemex) seguirá siendo de los mexicanos y que se busca una palanca real de desarrollo para el país mediante el aprovechamiento sustentable de los recursos y la protección del capital natural.

Esta reforma será materia de discusión en el Congreso y se sumará a la presentada por el PAN y a las anunciadas por el gobierno federal-PRI y el PRD, ésta previa consulta a la población.

Entre los objetivos específicos que destacan están "construir una apuesta agresiva para el desarrollo de energías renovables y biocombustibles", además de aplicar y fortalecer la regulación para el control de los riesgos ambientales derivados del sector.

El documento refiere que la reforma energética debe estar supeditada a la aplicación de la ley ambiental y la garantía de la protección del capital natural mexicano, incluyendo en la modernización todos aquellos mecanismos que protejan los ecosistemas.

Propone que los recursos generados en el sector estén dirigidos a proyectos de largo plazo de carácter social, educativo, de investigación y desarrollo de tecnología en materia de energías renovables. También invertir en el desarrollo y producción de energía proveniente de fuentes limpias que permitan la transición energética.

El partido estipula el desarrollo de energías renovables de manera gradual y bajo un proceso de planeación adecuado, con la participación de la iniciativa privada en su producción, distribución y comercialización.

Propone perfeccionar el sistema de interconexión con Comisión Federal de Electricidad (CFE) donde se incentive a los usuarios a producir energía a través del sol y del viento; fortalecer los mecanismos para que aquellos usuarios que cuenten con sistemas de generación de energía no solamente se les descuente de su consumo la energía producida, sino que se les compren las excedencias, entre otros aspectos.

El partido señala que la aprobación de la reforma energética se tiene que dar en paralelo con la hacendaria, que debe contener un IVA generalizado, la ampliación de la base fiscal, así como la eliminación de regímenes especiales y ciertos subsidios a la energía.