AP
23 de julio de 2015 / 11:18 a.m.

EU.- La Casa Blanca amenazó el jueves con vetar un proyecto de ley republicano que reprimiría a las "ciudades santuario" que protegen a la gente de las autoridades federales de inmigración.

El Gobierno dijo en un comunicado que el proyecto sometido a votación este  jueves pone en peligro los derechos civiles al permitir que la policía reúna información sobre el estatus migratorio de cualquier persona y en cualquier momento. Eso contribuiría a generar desconfianza entre residentes y las fuerzas del orden, dijo el comunicado.

Recientemente una mujer fue asesinada en San Francisco, presuntamente por un inmigrante que se encontraba en el país sin autorización a pesar de un largo prontuario y varias deportaciones, lo que ha llevado a algunos sectores a presionar por un cambio a las políticas que permiten la existencia de las llamadas "ciudades santuario".

El proyecto republicano vedaría ciertos subsidios y gastos federales para ciudades que no colaboren con los pedidos de las autoridades federales de inmigración.

Donald Trump
El  16 de junio, Donald Trump anunció su candidatura republicana para llegar a la presidencia de EU, pero en su mensaje acusó a México de enviar “drogas” y “violadores” a través de la frontera | REUTERS

¿QUÉ ES LA INICIATIVA "CIUDADES SANTUARIO"?

Los líderes republicanos del Congreso presentaron el 20 de julio una iniciativa de ley que, de ser aprobada, bloquearía fondos federales a las “ciudades santuario” que no hacen cumplir las leyes de inmigración vigentes.

La iniciativa republicana, patrocinada por el representante Duncan Hunter (California), pide retener subsidios federales para la policía y los servicios de inmigración en aquellas ciudades que ignoran intencionalmente las leyes de inmigración.

El proyecto de ley republicano costaría a las ciudades santuario decenas de millones de dólares en subsidios destinados principalmente al área de seguridad pública y de vigilancia para el combate del crimen.

Argumentando que las "ciudades santuario" son un refugio para criminales, la Cámara de Representantes, bajo control republicano, prepara para este jueves el voto de una medida que eliminaría los fondos para jurisdicciones que se nieguen a colaborar con las autoridades de inmigración.