REUTERS
29 de marzo de 2016 / 08:00 a.m.

Washington.- La policía cerró brevemente dos calles de Washington y la entrada al centro de visitas del Congreso el martes mientras investigaba dos paquetes sospechosos dejados cerca del Capitolio que finalmente determinó no eran una amenaza.

El incidente ocurrió un día después de que el área alrededor del Congreso fuera cerrada por la presencia de un hombre armado.

La policía del Capitolio dijo que la situación era segura menos de una hora después de que se informara sobre los paquetes sospechosos, hallados afuera del centro de visitas y cerca de la Biblioteca del Congreso, que se ubica frente al edificio.

Durante la breve investigación, una de las entradas al centro de visitas fue cerrada, pero la otra, así como el edificio del Congreso y las oficinas que lo rodean, permaneció abierta, según un comunicado de la policía.

Un testigo inicialmente informó de actividad policial en un área desde la Suprema Corte hasta la Biblioteca del Congreso. También llegó al lugar un escuadrón de desactivación de explosivos.