EFE
17 de agosto de 2013 / 08:19 p.m.

Ciudad de México • El presidente Enrique Peña Nieto realizará una visita de Estado a principios de octubre a Singapur, como parte de su estrategia para impulsar las relaciones con Asia-Pacífico, dijo José Antonio Meade, secretario de Relaciones Exteriores.

En una entrevista telefónica el ministro mexicano de Exteriores explicó que se encuentra en Singapur afinando los detalles de la visita que el mandatario realizará a ese país entre el 3 y el 5 de octubre.

 

Se trata de "una visita importante desde el punto de visita bilateral" pero también se abre un espacio de "diálogo adicional" con un país que fue impulsor de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), indicó.

 

Esta visita se sumará a otra que Peña Nieto ya tiene planeada a Turquía a principios de septiembre y una más que se está preparando para Indonesia.

En el marco de los preparativos de la visita a Singapur, Meade se ha reunido con varios funcionarios, entre ellos el viceprimer ministro, Tharman Shanmugaratnam, y el titular de Exteriores, Kasiviswanathan Shanmugam.

 

También se entrevistó con representantes de la empresa Temasec, que administra una cartera de inversiones, y la Corporación de Inversiones del Gobierno de Singapur, ambas con presencia en México.

Este último es "el tercer fondo soberano más importante en el mundo", según el canciller, quien confió que en ambos casos "la visita ayude a mejorar aún más la presencia de esas dos relevantes empresas" en el país.

 

Meade, quien encabeza una delegación de alto nivel integrada por funcionarios de carteras como Hacienda, Turismo y Comunicaciones y Transportes, también viajará a China para dar seguimiento a los acuerdos alcanzados durante la visita del presidente Xi Jinping a México en junio pasado .

La visita de Xi "destrabó la posibilidad de que México vendiera tequila 100 % agave a China", así como carne de cerdo, recordó, y añadió que el Gobierno sigue "trabajando para que otros productos agroindustriales también tengan acceso a ese mercado".

Si bien la balanza comercial con el gigante asiático es deficitaria, como le sucede prácticamente al resto del mundo, en el caso de México "es importante notar que el 75 % de lo que importamos de China se incorpora como valor en exportaciones que luego hacemos", explicó.

 

El año pasado México exportó a China bienes por 5.700 millones de dólares, mientras la nación asiática vendió a México productos por 56.900 millones de dólares, casi diez veces más.

La contrapartida de esa balanza deficitaria es la posibilidad de que China, "un exportador natural de capital", encuentre en "México mejores destinos para la inversión" y "es en esa dimensión en la que estamos trabajando", apuntó el canciller.