22 de agosto de 2013 / 01:55 p.m.

Agregó que tiene que ser un acicate y una llamada de atención para todos los que tienen injerencia en los cambios que necesita la economía, a fin de que se hagan rápido.

En entrevista radiofónica con Joaquín López-Dóriga, el secretario dijo que crecer 1.8 por ciento, 3.1 o 3.5 por ciento “está muy por debajo de lo que necesita México, (por lo que) tenemos que acelerar de manera sostenida”.

—¿Es el momento más complicado en el tema económico en lo que va de este gobierno?

—Creo que eso sería verlo de una forma que desaprovecharíamos esta oportunidad. Esta es una oportunidad, es una oportunidad de revisar lo que estamos haciendo como país, de revisar la estructura de la economía mexicana, de entender dónde están los frenos, dónde están los obstáculos para el crecimiento.

Recordó que en los últimos 12 años el crecimiento de la economía en promedio fue de 2.1 por ciento, y si este año se estima que creceremos a 1.8 por ciento, quiere decir que vamos a llegar a 13 años con un crecimiento muy por debajo del que se requiere para generar empleos de calidad, por lo que ""la respuesta está en que nos atrevamos como país a hacer los cambios que necesitamos"".

El funcionario destacó que la economía mexicana sigue creciendo, pero a niveles menores a los esperados y de los que se necesitan como país, debido a una combinación de factores tanto externos como internos que también han estado presionando el crecimiento hacia la baja.

Enfatizó que todos los países están creciendo menos de lo esperado, ""la única excepción tal vez es Japón, con un crecimiento mayor al esperado, en el caso de Estados Unidos se esperaba que creciera más de 2 por ciento, pero la cifra más reciente de pronóstico es que crecerá apenas a 1.5 por ciento; Brasil se esperaba que creciera 4 por ciento, ahora el pronóstico más reciente del Banco Mundial es que solo crecerá 2.5 por ciento"", recalcó.

Videgaray explicó que ya se veía venir una desaceleración, ""pero su magnitud ha sido mayor a la que preveíamos no solo en el gobierno federal, sino los analistas económicos en general. El crecimiento ha estado por debajo de lo que se esperaba, esto implica que la economía mexicana tiene una perspectiva de crecimiento para este año, pero que no solamente es débil, sino que está muy por debajo de lo que debemos crecer"".

Dijo que ""sin duda es un débil crecimiento y que nos debe poner a los mexicanos claramente en el tema de cómo crecemos más en nuestras prioridades más altas y ahí es donde está la agenda de reformas; tenemos una oportunidad a través de generar acuerdos, a través de lograr que tengamos una reforma, por ejemplo, financiera, que permita que haya más crédito y más barato, particularmente para quienes crean más empleos, que son la empresas pequeñas y medianas"".

Destacó también ""la reforma energética que tiene un enorme potencial para generar inversiones, para generar empleos; reformas en materia de competencia económica, una reforma fiscal que puede liberar el verdadero potencial de crecimiento, si en un año como éste en el que estamos creciendo menos no hacemos la reflexión de que son urgentes las reformas, estaremos desaprovechando una oportunidad. Ahí está la agenda de reformas, está la posibilidad de llegar a los acuerdos políticos, hay que concretarlos"".

Redacción