24 de abril de 2013 / 07:30 p.m.

Ciudad de México • José Narro Robles, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, dijo que la violencia es la antítesis de la institución y que no es parte de la Máxima Casa de Estudios.

“Muchos pueden no estar de acuerdo con lo que ocurre en nuestro país, sin embargo no tienen derecho de poner la violencia por delante para expresar diferencias, inconformidades, rechazos o discursos”, explicó durante su discurso en la inauguración del tercer congreso de alumnos de posgrado.

El rector decidió no dar declaraciones al ser cuestionado sobre la postura que tomará luego del condicionamiento que ayer lanzaron los encapuchados que mantiene tomada la Torre de Rectoría.

No obstante, Guillermo Soberón, ex rector de la UNAM, declaró que Narro Robles “ya dio los pasos necesarios y las denuncias se han formulado para que sigan su curso. No se pueden desentender y hay que aplicar la ley donde hay que aplicarla”.

A pregunta expresa de que si es necesario el uso de la fuerza, el ex rector indicó: “eso lo resuelven las autoridades correspondientes, pero ya se tardaron”.

Soberón indicó que un grupo de personas tiene tomada la rectoría por intereses muy especiales lo que provoca situaciones perjudiciales para la universidad y el país.

“No es solo el daño material, es el daño moral. Además perturba el trabajo, afecta su imagen, pero es una institución con gran vigor. Eso nos debe fortalecer para salir adelante”, subrayó.

ANA CECILIA MÉNDEZ