OMAR BRITO
6 de julio de 2013 / 12:11 a.m.

Ciudad de México • El coordinador del PRD en el Senado, Miguel Barbosa, coincidió en que hubo "hechos repetidos de violencia" durante las campañas electorales rumbo a los comicios del 7 de julio, lo cual, afirmó, refleja una situación en donde el crimen organizado determina la vida política, social y económica de diversas zonas del país.

No obstante, el priista Patricio Martínez confió en que existen condiciones favorables para realizar los comicios el 7 de julio, pues dijo que en ningún estado, de los 14 donde habrá elecciones, los institutos electorales y las autoridades locales han manifestado que la población tenga algún tipo de temor para acudir a las urnas o se puedan desquiciar las votaciones por motivos relacionados con la inseguridad, por lo que negó que sea el más violento.

Lo anterior luego de que el presidente de la Comisión especial para dar seguimiento a los procesos electorales, el panista José María Martínez afirmara que estas han sido las elecciones más violentas.

"Sí creo que hubo hechos repetidos de violencia que hablan no solo de una competencia electoral interna, sino del involucramiento de grupos criminales en la competencia electoral, y que habla de zonas del país que están controladas por la delincuencia y es un tema mucho más profundo que el propio proceso", expresó Barbosa.

Dijo que el PRD conoce esta situación y recordó que hubo regiones en donde la delincuencia obligó a su partido y a otras fuerzas políticas a que se retiraran candidatos de la contienda, y que los gobernadores de los estados donde se dieron dichos casos no intervinieron.

"A mi me horroriza que los gobiernos estatales a sabiendas de eso no hayan tomado el control de esas zonas, si no que se han convertido casi en zonas de exclusión (…) por eso hay los desplazados de la violencia en México, porque tienen que irse de sus casas porque ya no encuentran una forma sana de convivencia y de desarrollo y ya no veo cómo puede ocurrir eso", agregó.

Declaró que el crimen no solo se encuentra inmerso en elecciones para cargos públicos, sino en decisiones de comunitarias.

"Si hay el evento de la elección de un comité para hacer una obra social, ahí se expresan. Determinan la vida política, social y económica, los grupos criminales en esas zonas, la determinan", apuntó.

Por su parte, el senador Patricio Martínez García, integrante de la Comisión Especial para dar Seguimiento a los Procesos Electorales y quien participó en los informes que documentan hechos de violencia en diversos estados que vivirán la elección del próximo domingo, destacó que desde hace tiempo ciertas regiones y municipios del país tienen problemas de seguridad, "pero que se trata de una situación focalizada, por lo que no es válido asegurar que ese clima ponga en riesgo el proceso electoral".

En un comunicado, refirió que tras visitar ocho de los catorce estados en los que habrá comicios, los legisladores encontraron un ambiente que si bien no es ajeno a la naturaleza de la competencia política, tampoco puede afirmarse es "el proceso electoral más violento".

"La realidad es que hay cientos de personas, ciudadanos que están trabajando en casillas, en los organismos electorales, como observadores, lo que demuestra que las elecciones están ciudadanizadas, por lo que más allá de válidas apreciaciones de tipo personal, no coincidimos en que exista violencia pre electoral generalizada".