9 de mayo de 2013 / 08:30 p.m.

Tlaxcala • El presidente Enrique Peña aseguró que las reformas son las que mueven al país hacia el futuro y declaró como adversarios a vencer, "el hambre, la baja calidad educativa, la falta de empleo suficiente y bien remunerado".

Durante la conmemoración del aniversario de la carga al sable, de los cadetes de la escuela de caballería del Heroico Colegio Militar en Apizaco, Tlaxcala, el mandatario federal consideró que en la etapa moderna del país se tiene que librar una batalla en favor de la competencia económica y del crecimiento elevado, sostenido e incluyente y como armas, se tienen los impulsos transformadores de las reformas que se discuten en el Congreso de la Unión.

"En el presente, nuestra lucha es contra la pobreza y la desigualdad, contra la violencia y la impunidad. En esta época, el compromiso que nos une debe ser el respeto irrestricto a la ley y sobre todo a los derechos humanos de todos los mexicanos", señaló.

Nuestras mejores armas están en las reformas transformadoras y en los programas públicos alineados para atender las necesidades reales de todos los mexicanos.", dijo durante su discurso.

MIRIAM CASTILLO | ENVIADA